La UCR bonaerense blanquea su malestar por “fichajes” del PJ

Habla de decisiones “inconsultas”. Sin nombrar casos puntuales, los radicales salieron a plantear sus reparos ante las negociaciones que operadores del PRO vienen sosteniendo con intendentes peronistas.
Jueves 21 de julio de 2016
El radicalismo bonaerense salió ayer a blanquear en forma orgánica su rechazo a la apertura indiscriminada de la tranquera que conduce a Cambiemos. Lo hizo a través de un fuerte pronunciamiento en el que se quejó por la falta de participación en esas decisiones motorizadas por el PRO que apuntan a sumar a sectores del peronismo, en especial del Conurbano.

Con la firma del presidente del Comité Provincia, Ricardo Alfonsín, la UCR afirmó que “no se opone a la incorporación de fuerzas sociales o políticas al frente Cambiemos”, pero advirtió que “las mismas deben satisfacer elementales consideraciones de forma y fondo”.

Y acotó: “Preocupa el hecho de que el PRO tome decisiones que afectan la composición de Cambiemos de manera inconsulta y sin la debida participación del resto de las fuerzas. La primera condición para afianzar Cambiemos tiene que ver con la necesidad de asegurar un trato considerado y respetuoso entre sus integrantes”.

Los radicales fueron espectadores de las movidas del gobierno de María Eugenia Vidal que terminaron con la llegada del intendente de San Miguel, Joaquín de la Torre, y de su par de Azul, Hernán Bertellys a las costas de Cambiemos.

Fueron dos decisiones que impactaron sobre la UCR. El arribo de De la Torre al ministerio de la Producción corrió del cargo a Jorge Elustondo, el único biona blanca del equipo de Vidal. Si bien se le creará el ministerio de Ciencia y Tecnología, tendrá a cargo una estructura menguada. En el caso de Bertellys, su gestión es fuertemente criticada por los radicales de Azul y el propio Alfonsín debió ir al distrito a calmar las aguas.

En otro tramo de su pronunciamiento, el Comité Provincia reclamó que las incorporaciones que se realicen “se apoyen y funden en valores como los que explican el nacimiento de Cambiemos: la defensa de las ideas y los principios asociados a una ética republicana de la política”.

Y finalizó: “La idea de la gobernabilidad de ninguna manera puede justificar la omisión de consideraciones como las aludidas. Una actitud semejante terminaría debilitando la confianza de la sociedad en Cambiemos, y a la postre, la misma gobernabilidad”.