Alemania: refugiado sirio se inmoló e hirió a 12 personas

Ocurrió en la ciudad de Ansbach, a 200 kilómetros de Munich. Fue cerca del lugar donde se iba a realizar un festival de música.
Lunes 25 de julio de 2016
Una explosión "de origen voluntario" delante de un céntrico restaurante de Ansbach, en Baviera (sur de Alemania), causó la muerte de su autor y dejó 12 heridos la noche del domingo.

"Una explosión se produjo en el centro de la ciudad y un hombre, que la provocó según los últimos elementos de la investigación, falleció en el acto", informó la policía en un comunicado.

Una portavoz añadió que 12 personas resultaron heridas, tres de gravedad. Por el momento no se facilitaron indicaciones sobre los posibles motivos del suceso, que se produce en un momento de gran tensión en Alemania tras una serie de tragedias.

"Se trata de una explosión provocada de manera voluntaria", declaró el portavoz del Ministerio de Interior de Baviera, Michael Siefener. A la pregunta de si trataba de una bomba, contestó: "Lo estamos comprobando en este momento" y añadió que era "demasiado pronto" para decir si se trataba o no de un atentado.

Una unidad de la policía especializada en explosivos iba de camino para determinar la causa exacta de la explosión, que se produjo hacia las 22 locales delante de un restaurante, no lejos del lugar donde se celebraba un festival de música al aire libre ante 2.500 espectadores.

La manifestación fue cancelada y, según medios locales, pudo haber sido el blanco real de la detonación. Testigos señalaron que retumbaron una o dos explosiones. Todo el centro de la localidad estaba ocupada por los socorristas y la policía bloqueaba sus accesos. El ministro bávaro de Interior, Joachim Herrmann, debía llegar al lugar en el transcurso de la noche.

Una conferencia de prensa de las autoridades de la región estaba anunciada a las tres de la mañana. Esta es la tercera vez en una semana que el Estado regional de Baviera sufre un drama.

La noche del viernes, un joven de 18 años con trastornos siquiátricos y obsesionado por las matanzas de masa, mató a tiros a nueve personas en Múnich. El pasado lunes, un solicitante de asilo que dijo ser afgano, hirió con un hacha a cinco personas en un tren regional en Wurtzburgo.