BCRA canceló un préstamo por u$s 5.000 millones

Se trata de los pases pasivos contraídos con siete bancos internacionales en enero. La entidad renovará con este mecanismo USD 1.000 millones con la tasa más baja de su historia.
Viernes 29 de julio de 2016

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) canceló anticipadamente las operaciones de pase pasivo por U$S 5.000 millones que había concertado hacia fines de enero de este año con siete bancos internacionales.


En un comunicado, la autoridad monetaria acordó nuevas operaciones con dos bancos internacionales por U$S 1.000 millones, con una tasa LIBOR en dólares a 1 mes + 2.25%.

Así, el BCRA señaló que "se ha decidido reducir el saldo de sus pases pasivos, cancelando anticipadamente la operación original y concertando nuevas operaciones con Banco Santander y Deutsche Bank AG por un monto total de U$S 1.000 millones, a un costo sustancialmente más bajo, que será equivalente a una tasa LIBOR U$S a 1 mes + 2.25%, lo cual le permitirá generar un ahorro neto de aproximadamente 89 millones de dólares".

Luego, la autoridad monetaria pone de relieve que "las nuevas transacciones, constituyen los pases pasivos en mercados internacionales con la menor tasa que haya obtenido el BCRA en su historia para operaciones de estas características".

Al mismo tiempo, el BCRA destaca que "ha activado uno de los mecanismos que habitualmente dispone con el BIS para administrar de manera más eficiente a un costo más bajo su hoja de balance, que generó un ingreso adicional de U$S 2.500 millones en el día de la fecha y permitirá contar en los próximos meses con un margen adicional de maniobra".

El BCRA consideró que "desde la concertación de estas operaciones, el escenario para la República Argentina mejoró de manera significativa, lo cual se tradujo en una importante suba en el precio de sus bonos, una caída de las tasas de interés en toda la curva de rendimiento soberano y, por ende, una caída en el costo de atraer capitales externos".

Más adelante, la autoridad monetaria, señaló que "se produjo desde entonces una importante mejora en la hoja de balance y habiendo comprado más de U$S 8.000 millones desde el 17 de diciembre pasado, el Banco Central fortaleció su posición de Reservas Internacionales de tal manera que redujo la necesidad de contar con una liquidez adicional tan importante en dólares estadounidenses para enfrentar posibles shocks externos".