Según fiscal, causa Los Sauces "se puede ampliar" a lavado

Carlos Rívolo advirtió que existe "un desfasaje" entre los movimientos contables de la firma y los bancarios. Todos los procesos por corrupción de la ex presidenta podrían terminar unificados.
Martes 2 de agosto de 2016
El fiscal federal Carlos Rívolo advirtió hoy que la causa en la que se investiga a la sociedad Los Sauces para determinar la evolución patrimonial de la familia Kirchner "se puede ampliar" a "lavado de dinero" y puntualizó que existe "un desfasaje" entre los movimientos contables de la firma y los bancarios.

El funcionario judicial también negó que los fiscales federales de Comodoro Py se hayan reunido para hablar de las causas que involucran a la ex presidenta Cristina Fernández, como trascendió en los últimos días.

Además, Rívolo cuestionó que "hoy la Política sigue teniendo muchísimas influencia en el sistema judicial, nacional, provincial y de la Ciudad", y afirmó que "hay que tender a que esto se aparte".

El fiscal que tiene a cargo la causa en la que están imputados la ex presidenta y sus hijos, Máximo y Florencia, puntualizó, en declaraciones a radio Nacional, que la investigación "se puede ampliar" a la figura de lavado de dinero.

"Nosotros investigamos la omisión en las declaraciones juradas, la posible falsificación en los documentos públicos e investigamos una hipótesis de lavado de dinero. Se podría desencadenar, claramente, una investigación por lavado. Por eso no estamos desatentos al resto de las investigaciones que tienen esta hipótesis", sostuvo.

Rívolo señaló que "se han ampliado la pericia de ciertos ingresos y egresos de los libros contables" de la sociedad, que son "movimientos que no se ven reflejados en los estratos bancarios".

"Pedimos que nos aclaren este desfasaje que no es absolutamente para nada claro", indicó el fiscal sobre la actividad inmobiliaria de Los Sauces, que tuvo como principales inquilinos a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López.

Asimismo, el funcionario judicial descartó que los fiscales federal se hayan reunido "antes o después de la feria judicial" para hablar de las distintas causas que tramitan contra Fernández de Kirchner. "Conocemos qué está investigando cada uno, pero no somos un grupo de fiscales formalizado pensado de qué manera sentar a la ex presidenta o algún otro ministro frente al juez", sentenció Rívolo.

Sin embargo, el fiscal reconoció que tal vez "estas causas terminen tramitando juntas, pero hoy por hoy no es el caso". Consultado sobre las presiones que enfrentan los fiscales que investigan casos de corrupción, respondió que "no" niega "la existencia de presiones" porque, resaltó, "existen siempre", por lo que reclamó alejar "de una manera radical" la política de la Justicia.

"En lo institucional, en lo personal y en los hechos hubo presiones. Cuando uno investiga corrupción en el Estado, es el Estado quien tiene que alimentar a la investigación con material, y si esto es bajo la misma ala del mismo Gobierno que uno investiga hemos probado que durante mucho tiempo ha sido muy difícil", puntualizó.

El fiscal remarcó que de esta situación surge "el reclamo de independencia de un montón de organismos de control que han desparecido o que han mermado durante el último tiempo".