Enojo con Cristina en el PJ: aceleran otra fractura con el FPV

La semana próxima habrá una nueva ruptura en el bloque de diputados del Frente Para la Victoria.
Miércoles 3 de agosto de 2016

Las últimas declaraciones de Cristina Kirchner volvieron a irritar a varios dirigentes peronistas.


Los gobernadores se pusieron al frente de la lista de “enojados”, y el PJ se convocó a un encuentro para la próxima semana, donde se decidirá la salida del “peronismo institucional” del bloque del Frente Para la Victoria en Diputados.

Miguel Ángel Pichetto y José Luis Gioja fueron los primeros en reaccionar. El jefe de los senadores buscó mantener la elegancia y dijo que “sería bueno que los ex presidentes no hablaran de temas de coyuntura”. Por otro lado, el titular del PJ Nacional expresó: “Es fácil estar lejos, venir por ratos y decir un montón de cosas”.

Esas molestias fueron parecidas a las que surgieron entre los gobernadores peronistas, quienes se dieron tiempo para hablar del “Caso Cristina Kirchner”, tras la reunión de ayer en la Casa Rosada con los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda y Financias, Alfonso Prat-Gay.

Conversaron tras la cita con el Gobierno y compartieron su malestar con la ex Presidenta. El gobernador de Chaco, Domingo Peppo, tuvo un rol clave con los llamados a sus colegas para sentarse a analizar el asunto; esa iniciativa contó con la aprobación de Pichetto, quien es secretario político del PJ y opera como un nexo entre los mandatarios provinciales.

Un dirigente peronista que fogoneó el encuentro de los gobernadores repitió ante varios su furia con Cristina: “Es el Herminio de esta época”, definió al compararla con el ex intendente de Avellaneda, quien quemó un cajón en el cierre electoral del año 1983 y terminó siendo fatal para las aspiraciones de la fórmula presidencial del PJ en ese año.

“Dejémosla sola con D’Elía y Sabbatella”, reiteró ante los jefes provinciales que lo escuchaban. Entre los gobernadores circuló este fin de semana una encuesta nacional de Hugo Haime, donde los números son malos para la ex mandataria peronista. A la consulta sobre si Cristina es culpable o no de las acusaciones de corrupción, el 71% la considera la máxima responsable y solo el 17% la considera inocente. Ese número contrastaría con el 33% de adhesión irrestricta con el que aseguran contar en el kirchnerismo.