Básquet: Argentina luchó pero no pudo ante Lituania

El Alma cayó ante el subcampeón europeo por 81 a 73 en su tercera presentación en los Juegos Olímpicos. En su próximo encuentro, los de Hernández enfrentarán a Brasil, el sábado.
Viernes 12 de agosto de 2016
El seleccionado argentino masculino de básquetbol luchó hasta el final, pero perdió con Lituania, subcampeón europeo, 81 a 73, en su tercera presentación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Argentina tuvo escasa efectividad y fue superada por la contundencia y agresividad de los lituanos, que se mantienen invictos en la competencia.

El goleador argentino fue el bahiense Emanuel Ginóbili, con 22 puntos, pero el máximo artillero del encuentro fue el lituano Mindaugas Kuzminskas, con 23.

El equipo nacional volverá a jugar el sábado, ante Brasil, a partir de las 14.15.ð Esta fue la primera derrota de Argentina en el torneo, ya que le había ganado anteriormente a Nigeria y Croacia.

Comienzo parejo como se preveía, con Argentina cometiendo errores defensivos, pero teniendo buenas apariciones del capitán Luis Scola. Lituania, en tanto, tuvo mejor penetración hacia el aro y fue más efectivo en el final del primer cuarto para llevárselo 16-15.

Lituania, letal ofensivamente, anotó en el comienzo un triple de Mindaugas Kuzminskas, el primero del partido, para sacar la máxima hasta ese momento de 23-18.

Argentina al promediar la manga cortó la sequía de tiros de tres puntos con Scola. Contestó enseguida Maris Grigonis con un triple y los europeos tomaron siete de distancia (28-21).

El ingreso del marplatense Patricio Garino le permitió a Argentina bloquear mejor a los lituanos en defensa y tener mayor seguridad en ataque.

Buen cierre del santafesino Andrés Nocioni en el equipo nacional para que Argentina, con un parcial de 4-0, se vaya al descanso sólo por tres abajo (30-27).

Argentina mantuvo su reacción en el encuentro en el tercer cuarto y de la mano de Ginóbili, con cinco libres consecutivos, y Nocioni, pudo pasar al frente 34-32, sacando rédito además de la escasa efectividad momentánea de los lituanos.

Ginóbili fue el abanderado de los argentinos para contrarrestar al goleo europeo, pero Kuzminskas entró en escena y su equipo cerró la manga 57-49.

El arranque del último cuarto fue muy bueno de Argentina, que consiguió solidez defensiva y en ataque creció Facundo Campazzo junto a Delfino y Ginóbili, para dar vuelta el tanteador 61-59.

Pero, Lituania volvió a demostrar su poderío, sacó rédito del físico de sus hombres y selló el triunfo 81-73.