Alicia Kirchner enfrenta la peor crisis de Santa Cruz

En la provincia sureña, hay medidas de fuerza en los hospitales, la Justicia, las escuelas, la administración pública, y sectores de la policía están acuartelados.
Viernes 12 de agosto de 2016
En Santa Cruz se vive una profunda crisis. Los docentes llevan 50 días de paro, hay sectores de la policía autoacuartelados, la cámara de Diputados no puede sesionar porque los empleados lo impiden, y hay retrasos preocupantes en el pago de sueldos y aguinaldos de los empleados públicos.

La gobernadora Alicia Kirchner enfrenta este cóctel explosivo que podría profundizarse a lo largo de la semana que viene cuando se amplifiquen algunas protestas. Los gremios docentes anunciaron que van a hacer 120 horas de paro, es decir, que durante una semana no habrá clases. Por otro lado, ATE, uno de los principales gremios que existen y que nuclea a los estatales, confirmó que habrá un paro de 24 horas con movilización.

"La provincia hace un cuarto de siglo que está conducida por el kirchnerismo y está destruida. La mayorìa de los municipios no pudieron pagar sueldos y aguinaldos. La ruta 3 está cortada. Los trabajadores de la salud están de paro, los judiciales en conflicto", describió Rafael Flores, el ex diputado de esa provincia.

Además de los conflictos con los docentes, la salud está muy complicada. Los profesionales también están de paro, hay falta de insumos e inversión. Hay un dato que refleja cómo el Estado es el que mueve los hilos de la economía provincial: el 48 por ciento de la población trabaja en la actividad pública, uno de los sectores con más retrasos en pagos de haberes y aguinaldo.