Revelan actas adulteradas de los hoteles K

La Justicia sospecha que se utilizó el corrector para modificar documentos societarios. La ley que rige a las sociedades comerciales prohíbe las tachaduras.
Domingo 14 de agosto de 2016

La Justicia investiga los motivo por los cuales las actas de los hoteles de la familia Kirchner tienen tachones con “Liquid Paper” y correcciones hechas a mano con letra cursiva.

En el marco de la causa Hotesur, que investiga al hotel Alto Calafate como centro de operaciones de fondos millonarios posiblemente originados en la corrupción, transcendió que se usó corrector para tapar con blanco los textos que deben enmendarse por errores involuntarios de escritura, tal como lo reveló el programa A dos voces el pasado 20 de julio.

El periodista Nicolás Wiñazki publicó un acta de asamblea ordinaria de Hotesur del 26 de marzo de 2014 que fue liderada por Máximo Kirchner, que tiene enmiendas blanqueadas y sobrescritas. En aquella reunión se eligió un nuevo directorio del Alto Calafate. La Justicia sospecha que la fecha del acta está modificada.

Fue el 22 de diciembre del 2015 cuando el Boletín Oficial informó que en marzo del 2014 la sociedad Hotesur había cambiado su directorio y repartido dividendos. La data se publicó más de un año después. No se descarta que el cambio de la fecha haya sido para alterar el cronograma en beneficio judicial de los Kirchner.

También se supo que en el reglón nueve de una de las actas figuraba Cristina Kirchner como accionista mayoritaria. Allí se usó corrector para borrar su nombre y poner el de su hijo, Máximo.

La ley que rige a las sociedades comerciales prohíbe tachar o alterar esos escritos. Es el juez Julián Ercolini quien investiga estas alteraciones de los registros públicos de Hotesur. El fiscal que lleva adelante la instrucción es Gerardo Pollicita.

Actas borradas - Quinta de Olivos