La caída de los narcojunior, los hijos del Chapo Guzmán

Se trata de Jesús Alfredo Guzmán Salazar y otro hijo del capo narco, encarcelado líder del cártel de Sinaloa. Los dos hermanos estaban de vacaciones en Nuevo Vallarta.
Miércoles 17 de agosto de 2016

La muestra de poder que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) dio con el secuestro de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo del Joaquín "el Chapo" Guzmán, el encarcelado líder del cártel de Sinaloa, podría ser aún mayor si se confirma que también otro hijo del capo narco fue retenido durante el mismo episodio registrado el lunes en un restaurante de Puerto Vallarta.

El diario mexicano El Universal señaló que además de Jesús Alfredo, también fue secuestrado Iván Archivaldo Guzmán Salazar, aunque este caso no fue confirmado oficialmente.

Según la publicación, los dos hermanos estaban de vacaciones en Nuevo Vallarta, en el municipio de bahía de Banderas, y salieron a festejar el cumpleaños de Iván Archivaldo únicamente con dos escoltas.

El fiscal del estado occidental de Jalisco, Eduardo Almaguer, había confirmado en conferencia de prensa que Jesús, de 29 años, era uno de los seis hombres secuestrados la madrugada del lunes en un lujoso restaurante de Puerto Vallarta.

Interrogado sobre la presunta participación del CJNG en los hechos, Almaguer replicó que las investigaciones han conducido a la "muy avanzada identificación de algunos" de los perpetradores, y que sus vínculos les "llevan a afirmar que pertenecen a este grupo delictivo que ha estado operando en los últimos años" en Jalisco.

Además, proporcionó otros detalles del secuestro, incluyendo que fue llevado a cabo a primera hora del lunes por siete hombres armados que irrumpieron en el emblemático y hasta entonces tranquilo restaurante La Leche.

También indicó que la Fiscalía de Jalisco no ha recibido denuncia alguna que pida la localización de las personas privadas de su libertad, no obstante las diligencias que realiza la institución con ese objetivo.

Almaguer dijo desconocer las causas del secuestro, refirió Efe.

Jalisco ha sido durante décadas foco de actividad del crimen organizado. En la actualidad es el centro de operaciones del CJNG, que surgió en 2010 como una célula del cártel de Sinaloa y tiene presencia en al menos siete estados más y en la Ciudad de México.

El CJNG ha realizado numerosos ataques contra las fuerzas federales, como una emboscada del 19 de marzo del año pasado en la que murieron cinco miembros de la Policía Federal y dos civiles en el municipio de Ocotlán, que marcó el inicio de una escalada de violencia en Jalisco.