La imagen del niño sirio que conmueve al mundo

Tiene cinco años, su casa fue bombardeada pero ni siquiera llora.
Jueves 18 de agosto de 2016
Otra vez un niño se convierte en la imagen icónica de una tragedia humanitaria. Esta vez no es Aylan, el niño náufrago del éxodo sirio, sino Omran Daqneesh, un niño de cinco años al que este miércoles hirieron las bombas que derribaron su edificio en Alepo.

La foto de Oman la puso a circular en las redes sociales Raf Sanchez, el corresponsal en Medio Oriente del diario británico The Telegraph, después de que un médico que participó en la tarea de rescate se la enviara.

La cadena de televisión Alepo Media Center emitió un vídeo del rescate del pequeño Omrán, que pese a que las bombas cayeron encima de su casa estando él y su familia dentro, no llora.

Tampoco ha conocido otra cosa que la guerra, situación que vive su país desde hace más de cinco años. Del menor se sabe que los servicios de emergencia lo llevaron a un hospital para curarle las heridas. En Siria, casi cada día llegan informaciones de niños que han fallecido en bombardeos.