Los audios de la denuncia contra Gómez Centurión

El titular de la Aduana fue apartado del organismo por sospechas de corrupción. "Yo manejo todas las líneas, Ezeiza es mía entera pero Aeroparque no la toqué todavía", es una de las frases.
Sábado 20 de agosto de 2016
"Desde hace dos meses que le estoy haciendo caja y ya guardé un palo", asegura una de las voces que aparecen en las escuchas por las que el Gobierno removió de la Aduana a Juan José Gómez Centurión. La decisión la tomó el propio presidente Mauricio Macri, que en su campaña había insistido en que apartaría a cualquier funcionario que estuviese sospechado de corrupción.

El origen del desplazamiento de Gómez Centurión fueron una serie de audios que recibió el Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich que lo involucrarían en hechos de corrupción y subfacturación. El caso es investigado en los tribunales federales de Comodoro Py.

Entre los denunciados figuran la jueza en lo Contencioso Administrativo Federal Rita Ailán, el empresario Oldemar Carlos Barreiro Laborda -exdueño una compañía recuperadora de autos robados-, el abogado Edgardo Rodolfo Paolucci, que fue funcionario en la Aduana, Julio Cesar Tizado, condenado en una causa de contrabando, y Claudio Minicelli, cuñado del exministro de Planificación K Julio De Vido.

Los audios revelan maniobras para lucrar con actividades relacionadas al comercio a través de la Aduana. En la denuncia se acusa a Gómez Centurión de haberle indicado a Barreiro Laborda -alias "Cuqui"- cómo hacer operaciones de contrabando y de haberlo autorizado a hablar en nombre suyo ante importadores y aduaneros para que no quede expuesto. A cambio se quedaría con 5.000 dólares por cada contenedor.

De acuerdo con la presentación "Cuqui" conseguía importadores que carecían de documentación necesaria para realizar operaciones de comercio exterior y los tramitaba en el juzgado de Ailán, acusada de haberlos aprobado con rapidez. En las escuchas, el empresario le da órdenes a funcionarios aduaneros para lograr el ingreso de contenedores de contrabando en el Puerto de Buenos Aires a través de Paolucci.

Según el denunciante, que permanece en el anonimato, los involucrados hablan de contrabandear 2000 contenedores a 1,3 millones de dólares cada uno. En una de las conversaciones una de los presuntos involucrados explica que un container les deja una ganancia de 30 mil dólares. "Mil latas son 30 palos. Cortita la bocha. Una caja", dice y nombra otra "caja", que vincula con las "mudanzas de la emba", abreviatura que usa para decir embajada.

"Yo les cambio el BL (Bill of Lading) de origen -documento necesario para la operación-, les pongo la suciedad y les pongo el despa (despacho). Lo cambio de origen en el sistema de data marítima. El origen en China o en Miami o en donde venga lo cambio de puntera a puntera. Cambio la posición. Casi todo dice flores plásticas. Del rubro tela le pongo la posición más baja. Los kilos se los pongo realmente lo que es", indica. "Todo lo que es tela está 135 mil dólares la lata. Lo que es bijou, juguetes, todo por dos pesos, todas esas giladas del Once, una gamba", afirma.

En las grabaciones uno de los involucrados se jacta de sus influencias ante la Policía de Seguridad Aeroportuaria. "El otro día volteé a tres que se metían a la zona primaria aduanera", indica. De acuerdo a la presentación judicial, esa fuerza detectó exportaciones por courier con droga camuflada en su interior que no fue escaneada por la Aduana ni verificada por perros. Esa falta de control habría sido ordenada de parte de Barreiro Laborda a Mariscurrena.

El denunciante indica además que que Barreiro Laborda logró que Gómez Centurión designara personal en cargos clave de la Aduana y que algunos exempleados fueron obligados a renunciar para que sus puestos fueran ocupados por esas personas. Además asegura que Gómez Centurión y "Cuqui" se reunían habitualmente en el estacionamiento de un shopping porteño, enfrentaban sus vehículos y se bajaban para cobrar plata de las coimas.

Estos son los tramos más relevantes que se escuchan en los audios:

- "Desde hace dos meses que le estoy haciendo caja y ya guardé un palo. A partir del martes le genero un palo por día".

- "Hacelo, hacelo, no necesitás autorización mía como nunca me la pediste para hacer absolutamente nada. Hacelo de una vez o no lo hagamos".

- "Cada lata nos deja 30 lucas a nosotros. Mil latas son 30 palos. Cortita la bocha".

- "De 9.500 latas quedaron 4 mil que están frescas. "Yo les cambio el BL (Bill of Lading, documento necesario para la operación)".

- "El origen en China o en Miami o en dónde venga, lo cambio. Casi todo dice flores plásticas. Del rubro tela te pongo la más baja y los kilos se los pongo realmente lo que es".

- "Todo lo que es tela está 135 mil dólares la lata. Lo que es boijou, juguetes, todo por dos pesos, todas esas giladas del Once, una gamba, 100 lucas estamos derechos ahí adentro".

- "El proyecto nuestro tiene una parte que se llama Lion King, por eso a mí me dicen 'El León'. Cruzaron mails por toda la Aduana, toda la AFIP, pararon mails de toda la jefatura de la Aduana para arriba, todo AFIP era un escándalo".

- "Yo manejo todas las líneas, Ezeiza es mía entera pero Aeroparque no la toqué todavía. Le pegué a la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria), les saqué el scanner de exportación que lo fabricaban ellos".

- "El otro día volteé a tres que se metían a la zona primaria aduanera, le abrían la valija en la cinta a los pasajeros, cuando le traje el video a Juan se quería matar".