Kenia logra el primer doblete olímpico en maratón

Eilud Kipchoge completó el dominio de su país en la disciplina, tras el triunfo de su compatriota Jemima Sumgong en mujeres. Se impuso con un tiempo de 2:08:44.
Domingo 21 de agosto de 2016
El keniano Eilud Kipchoge, ganó este domingo el maratón de Rio-2016, que completó el dominio de su país en la disciplina en estos Juegos Olímpicos, tras el triunfo de su compatriota Jemima Sumgong en mujeres.

Por primera vez en la historia olímpica, los ganadores de las pruebas femenina y masculina son del mismo país.

En una exhibición de fuerza, Kipchoge se impuso con un tiempo de 2h08:44, precediendo en más de un minuto al etíope Feyisa Lilesa (2h09:54), que ganó la plata, y al estadounidense Galen Rupp (2h10:05), que fue bronce.

"Es fantástico para nosotros. Los kenianos estarán muy felices. Esto es historia. Es la primera vez que una mujer de un mismo ganan en los mismos Juegos. Es el mejor momento de mi vida", dijo el ganador, que tiene en su poder la mejor marca de la temporada (2h03:05), lograda en su victoria en el maratón de Londres.

Bajo la lluvia, y con salida y llegada en el Sambódromo de Rio, cerca del Santo Cristo, Kipchoge se dio literalmente un paseo por un recorrido que pasó entre otros lugares por la Playa de Flamengo y la Ensenada de Botafogo, próxima al Pan de Azúcar.

El keniano de 31 años lanzó un ataque en el km 30, cuando una decena de corredores iba en cabeza, que se tradujo en una selección de cuatro luchando por el triunfo, los tres que ganaron las medallas y el etíope Lemi Berhanu.

"Era una carrera que iba muy lenta así que decidí tomar la iniciativa. Tal vez fuera debido a la lluvia. Todo el mundo busca una medalla pero yo venía a por el oro", dijo el ganador keniano.

El más joven de los cuatro de cabeza, Berhanu, de 21 años, ganador ese año del maratón de Boston, quedaría descolgado en el kilómetro 32.

Kipchoge lanzó un nuevo ataque demoledor poco antes del kilómetro 35, dejando atrás primero a Rupp y pocos metros después a Lilesa.

El keniano inició allí una cabalgada en solitario a un ritmo infernal, aumentando progresivamente su ventaja sobre Lilesa y Rupp.

"La ruta estaba un poco resbaladiza debido a la lluvia. Estoy muy feliz con la plata ya que fue una carrera muy dura", dijo el etíope Lilesa.