Aseguran que Argentina podría ofrecer servicios de salud por u$s 10 mil millones anuales hacia 2016

Según un proyecto, Argentina podría convertirse en un polo internacional de la salud, con apoyo estatal y de empresas privadas.
Viernes 26 de agosto de 2016
La Argentina podría generar hacia 2026 unos 10.000 millones de dólares por año en servicios médicos de alta y media complejidad, según un proyecto presentado hoy que plantea convertir al país en un polo internacional de la salud, con apoyo estatal y de empresas privadas.

La presentación se llevó a cabo en la sede del Club Americano y contó con la presencia de Thomas Kozlowski, director general de la Joint Commission International (JCI) y de representantes del gobierno nacional y porteño.

La acreditación de JCI se considera el estándar de oro en el cuidado de la salud mundial. El encuentro fue organizado aquí por Meditar, una empresa pionera en brindar servicios de cobertura de alta complejidad médica.

Carlos Pallotti, subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos del ministerio de Producción nacional, destacó la importancia de este tipo de iniciativas al sostener que la economía del conocimiento que producen profesionales argentinos es el segundo rubro de divisas en Argentina.

Eso incluye producción audiovisual, industria del software, ingenierías, arquitecturas y servicios médicos, por lo que Palloti consideró clave impulsar este tipo de industrias, que crean empleo y generan riqueza para la Argentina.

Marcelo Lucco, subsecretario de Promoción Comercial y Desarrollo de Inversiones del ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, dijo que este sector es "prioridad" para el Gobierno nacional por su alto poder de competitividad.

La certificación de JCI es la llave que abre la posibilidad de mejorar la asistencia sanitaria argentina e impulsarla como proveedora de los servicios de salud para los países de la Región y el mundo.

Erwin Padinger, mentor de esta iniciativa y presidente de Meditar, remarcó: "Pensamos que este proyecto es una oportunidad única para que la Argentina se inserte entre los primeros países de la región en brindar servicios médicos de excelencia".

Ricardo Vanella, titular de Ianamericas y Egresado del Programa de Intercambio Internacional con los Estados Unidos, destacó la predisposición y el apoyo de los distintos sectores del Gobierno
para la gestación de este proyecto.

La importancia de esta certificación radica en que las mayores prepagas y compañías del mundo sólo aceptan enviar a sus pacientes a instituciones certificadas por la JCI, independientemente del
lugar en donde se encuentren.

Según proyectaron los asistentes, la Argentina podría estar generando aproximadamente 10.000 millones de dólares por año en servicios médicos de alta y media complejidad en una década si continúa dándole niveles de excelencia a su cobertura en salud.

La certificación de JCI tiene una validez de 3 años y cumplido el plazo debe ser renovada, el tiempo que apunta principalmente a garantizar tanto la seguridad del paciente como también del personal que trabaja en los centros de salud.