El fiscal apeló y pidió acusar a las monjas por encubrimiento

No entiende como la hermana Aparicio no esté procesada. Ella es quien fue captada por cámaras de seguridad ayudando a José López a ingresar bolsos al interior del convento.
Lunes 5 de septiembre de 2016
"No es comprensible que Aparicio no se halle procesada", advirtió Delgado al apelar la decisión tomada la semana pasada por el juez federal Daniel Rafecas, quien amplió el procesamiento a López y procesó a su esposa, Amalia Díaz y a dos empresarios, Eduardo Gutiérrez y Andrés Galera, pero dejó con falta de mérito por carecer de evidencias a la religiosa Aparicio.

Aparicio es quien fue captada por cámaras de seguridad la madrugada del 14 de junio pasado, ayudando a Lépez a ingresar bolsos al interior del convento.

Delgado pidió que la Cámara Federal porteña revise su falta de mérito y la procese, y que, además, otras dos religiosas del lugar, María Antonia Casas y Marcela Albin, pasen de ser consideradas testigo -como hasta ahora- a imputadas y sean llamadas a declaración indagatoria acusadas de encubrimiento a López.

"Fueron protagonistas de un segmento de los hechos", advirtió Delgado en la apelación a la que accedió Télam.

Para la fiscalía "el desembarco de López no tomó por sorpresa a las religiosas" porque "fue precedido de una seria de llamadas telefónicas" y ellas "tuvieron una activa participación en demorar la respuesta del portero eléctrico ante la insistencia de la policía que pidió durante una hora ingresar al convento" esa madrugada.