Allanamiento en la Provincia por la causa contra Scioli

Es por la denuncia que inició Carrió contra el ex gobernador. Hubo un operativo en el Tribunal de Cuentas bonaerense.
Miércoles 7 de septiembre de 2016
La Justicia penal allanó el Tribunal de Cuentas bonaerense en procura de documentación probatoria de los delitos de lavado de activos y fraude contra la administración pública, en una causa promovida por el fiscal Alvaro Garganta después de la denuncia de Elisa Carrió contra Daniel Scioli, en sus dos períodos de gestión en la Provincia.

En el operativo se revisaron facturaciones de compras y otras erogaciones del Ejecutivo de los últimos años.

Carrió plantea la existencia de un sistema ilegal de contrataciones, con facturas adulteradas y otras maniobras que involucran -según la presentación judicial- también al ex presidente de Aguas Bonaerenses, Guillermo René Scarcella y al ex ministro de Jefatura de Gabinete, Alberto Pérez.

El presidente del Tribunal, Eduardo Grimberg, confirmó que el procedimiento se realizó en la vocalía de Administración Central de Cuentas de la provincia de Buenos Aires, "sector responsable de auditar las cuentas de la Gobernación, jefatura de Gabinete, ministerios y otras reparticiones públicas".

Ayer, la diputada nacional amplió la denuncia en la UFI N 11 de Garganta, y el magistrado dispuso el allanamiento del que participaron peritos contables y personal especializado de la Policía provincial. Entre los nichos de las presuntas maniobras que intenta develar el fiscal están Astilleros Río Santiago (que depende de la Provincia), IOMA y Lotería y Casinos.

Hace unas semanas, Clarín reveló que había dos cuentas del Banco Provincia, a nombre de la jefatura de Gabinete, que estaban investigadas por supuestos desvíos de fondos. Se comprobó la existencia de retiros en efectivo de montos millonarios. Son cuentas denominadas extrapresupuestarias. Scioli y Pérez explicaron que se trataba de partidas destinadas a pagos de sueldos.

En el IOMA, hasta la propia gobernadora María Eugenia Vidal intervino en ampliar las sospechas con denuncia de faltante de 250 millones de pesos en IOMA, que no tienen registro en ningún libro contable de la obra social provincial.