Allanamientos contra Uber: pedirán prisión para choferes

El Ministerio Público porteño pedirá diez días de cárcel efectiva para ocho choferes imputados de "ejercer ilegítimamente una actividad” al transportar pasajeros.
Jueves 8 de septiembre de 2016
La Fiscalía de la Ciudad realizó 13 allanamientos simultáneos a las oficinas de la empresa internacional UBER, a sus gerentes responsables y a socios choferes.

La causa, que ya cuenta con más de 20 imputados, comenzó de oficio por la Unidad de Investigaciones Complejas Oeste, a cargo del Fiscal de Cámara, Martín Lapadú y el fiscal Néstor Maragliano, por infringir el artículo 83 del Código Contravencional, que prohíbe la utilización del espacio público con fines lucrativos.

Ahora la empresa suma otras contravenciones como la violación de clausura impuesta a UBER el 22 de abril y, por ejercer ilegítimamente una actividad al haber excedido los límites de su registro de conducir, en relación a los socios choferes de UBER.

Los artículos 73 y 74 del Código Contravencional prevén multas o más de 10 días de arresto.

Los allanamientos fueron autorizados por la jueza Claudia Amanda Alvaro, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 16.

La Policía Metropolitana junto al Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía de la Ciudad realizaron los allanamientos.

Uno de los operativos fue en la oficina del microcentro porteño donde se encuentra emplazada la representación de la firma UBER Argentina SRL.

También hubo procedimientos en los domicilios particulares de dos ejecutivos que estuvieron a cargo de UBER hasta junio pasado y otros dos gerentes actuales.

El objetivo fue recolectar pruebas que sirvan para reforzar la reconstrucción del ilícito e identificar correctamente a los autores con el objeto de poner fin a la contravención.

A su vez se les imputa a los gerentes el haber violado la clausura impuesta por la jueza Alvaro el pasado 22 de abril, (artículo 73 del Código Contravencional).

El resto de los procedimientos fueron en los domicilios particulares de socios conductores de UBER, a los que se investiga por haber realizado actividades lucrativas no autorizadas en el espacio público, pero también por ejercer ilegítimamente una actividad al haber excedido los límites de su registro de conducir.

Como resultado de los allanamientos, se incautó documentación que liga a los más de 20 imputados con "las actividades ilegales de la empresa", se informó.

Además se incautaron aparatos de telefonía inteligente (Smartphones), computadoras y otros dispositivos utilizados por UBER.

Desde mediados de abril, el fiscal de Cámara Martín Lapadú y el fiscal Néstor Maragliano dirigen la investigación del caso iniciado por oficio contra la empresa UBER, por operar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sin los correspondientes permisos.

Además de ejercer una actividad lucrativa en el espacio público sin la habilitación necesaria, la empresa no exige a sus socios conductores registro profesional ni seguro para los pasajeros, se informó.