Vidal: "Hay que depurar a la policía y a los penitenciarios"

La gobernadora bonaerense consideró que la Justicia debe "ponerse del lado de la víctima". Dijo que las gestiones anteriores “no quisieron o no supieron” enfrentar al narcotráfico.
Lunes 19 de septiembre de 2016
La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, reveló esta noche que lo pero que le tocó afrontar en su gestión fue que al asumir "no había plata para pagar salarios ni aguinaldos", al tiempo que remarcó que "hoy la Provincia tiene las cuentas más ordenadas".

"Lo peor de la herencia que recibimos del gobierno anterior fue que no había plata para pagar los salarios y los aguinaldos. Pudimos hacerlo con el aporte del Gobierno nacional. Hoy, podemos decir que tenemos las cuentas más ordenadas", indicó Vidal.

Además, la mandataria bonaerense se refirió al problema del narcotráfico y de la inseguridad en el país y en ese sentido sostuvo que "la gente tiene en claro que los gobiernos de la Nación y la provincia no son parte" de las organizaciones criminales que comercializan droga.

"La gente, a partir del 10 de diciembre de 2015, sabe que tanto (Mauricio) Macri y mi gobierno no somos parte del narco y estamos para enfrentarlos. Creo que las gestiones anteriores no quisieron enfrentar este problema, no supieron o miraron para otro lado. Nosotros no", señaló en declaraciones al programa Susana Giménez, que se emite por Telefe.

Vidal sostuvo que se debe depurar a las fuerzas policiales, pero también al Servicio Penitenciario para resolver el problema de la inseguridad, pero también consideró que la Justicia debe "ponerse del lado de la víctima".

"La inseguridad es una cuestión integral, hay que depurar a las policías y al servicio penitenciario, pero la justicia debe atender la problemática de la víctima. Quienes sufren un delito se ven hoy obligados a designar un abogado. Creo que es algo que no debe pasar", afirmó.

Asimismo, señaló que "la seguridad no es solo formar policías y decir que se compraron patrulleros", sino que es algo "más profundo", aunque aclaró que erradicar la inseguridad "va a llevar tiempo, pero es la prioridad".