Detectan 2000 inmuebles no declarados en EE.UU. y Uruguay

La AFIP los rastrea a través de los datos migratorios y de los resúmenes de tarjetas de crédito. El proceso activó las consultas en el exterior de los argentinos para sumarse al blanqueo.
Miércoles 28 de septiembre de 2016
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) decidió acelerar la búsqueda en el exterior de propiedades no declaradas que estén en manos de ciudadanos argentinos. La lupa está concentrada en Miami y Uruguay, las dos plazas más elegidas por los argentinos desde el boom de la década del '90. Ya se detectaron más de 2.100 bienes ocultos, aunque la cifra se modifica todos los días. Ese proceso activó, a su vez, las consultas en el exterior de los argentinos que podrían sumarse al blanqueo.

Según fuentes oficiales, hasta ayer se habían detectado 1563 propiedades no declaradas en Uruguay. Cada nuevo caso es el final de un proceso de investigación arduo. El disparador surge a partir del cruce de datos migratorios con información sobre gastos de tarjetas de crédito en Uruguay. Con esos indicadores, la AFIP rastrea los contribuyentes argentinos en bases de datos oficiales. También hay un intercambio con los operadores inmobiliarios, un actor fundamental en la búsqueda de propiedades ocultas.

El intercambio con los operadores inmobiliarios de Uruguay es intenso. La semana pasada, dos funcionarios argentinos viajaron a ese país y dieron charlas en Montevideo y Uruguay para explicar los detalles del proceso de blanqueo. El costo para blanquear un inmueble es de 5%, salvo que cueste menos de $305.000. No es un trámite sencillo. Entre otras cosas, el fisco requiere la presentación de dos tasaciones independientes de "corredor público, compañía aseguradora o banco del país respectivo”.

La base de 1563 inmuebles podría nutrirse en el corto plazo con datos oficiales. La AFIP ya le pidió a la DGI de Uruguay información sobre unos 60 casos específicos en base a un acuerdo vigente. Hasta ahora no hubo respuesta. También hay un intercambio fluido entre la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Unidad Anti Lavado de Uruguay.

En Miami el proceso es similar. Los datos provienen de bases de datos oficiales que están disponibles en la web. “En Estados Unidos las bases de datos inmobiliarias permiten conseguir hasta fotos o valores de las propiedades porque muchas estuvieron o están en alquiler”, explicó un funcionario.

En Estados Unidos, la AFIP ya detectó 592 propiedades no declaradas. La mayoría están en Miami, donde siguen llegando inversores argentinos.

El listado de los propietarios (son personas físicas y decenas de sociedades) se mantiene bajo secreto. “Trabajamos sobre listas ciegas”, dicen en la AFIP para evitar filtraciones. Igualmente no se descarta que las investigaciones aporten datos a los procesos judiciales en marcha sobre casos de corrupción.