Nuevos datos complican la situación de Sala

Un informe de Aerolíneas respaldó la denuncia de una diputada provincial que acusó a la piquetera de viajar a Capital para agilizar trámites de construcción de casas que nunca se terminaron.
Lunes 3 de octubre de 2016
El fiscal de la Oficina Anticorrupción de Jujuy, Joaquín Millón Quintana, reunió pruebas documentales que confirman las denuncias realizadas por la diputada Mabel Balconte, quien había afirmado que la líder del movimiento Tupac Amaru, Milagro Sala, su esposo y algunos de sus colaboradores, viajaban a Capital Federal para agilizar los trámites de construcción de viviendas que fueron pagadas por el Estado, pero nunca se terminaron.

Las pruebas reunidas por Millón confirman la denuncia presentada por la diputada jujeña en su declaración testimonial ante la justicia en marzo pasado. Balconte había denunciado, entre otros presuntos delitos, que participó, junto a Milagro Sala, de un viaje desde Jujuy a Buenos Aires.

En referencia a ese viaje, contó que sucedió en marzo de 2015 y que visitaron, entre otros lugares, la Quinta de Olivos. Según Balconte, en esa oportunidad Milagro Sala fue a llevar dinero a Máximo Kirchner y al diputado Andrés "Cuervo" Larroque.

Según constataron el fiscal anticorrupción Millón Quintana y el fiscal Diego Cussel, entre el 25 de febrero y el 12 de marzo de 2015 estuvieron en Buenos Aires, Milagro Sala y su esposo, Raúl Pedro Noro.

También viajaron Mabel Balconte, Javier Osvaldo Nieva –actualmente prófugo de la Justicia-, Mirta Rosa Guerrero -alias 'Shakira' y conocida colaboradora de Sala-, Patricia Jaldín y el ex jefe de la barra brava de Gimnasia de Jujuy, Alberto Cardozo.

Gracias a un informe que les brindó la empresa Aerolíneas Argentinas, los fiscales también pudieron constatar que entre 2014 y 2015 las visitas a Buenos Aires de Milagro Sala y sus allegados se repitieron con las mismas escalas.

Además de las viviendas que debieron ser construidas en el Municipio de Calilegua, la Justicia investiga a la líder de la Tupac Amaru por casas que no se construyeron en otros nueve municipios de la provincia de Jujuy.

Estas viviendas fueron íntegramente pagadas e informadas como terminadas a la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, dependiente de Julio De Vido y José López.

Según la Oficina Anticorrupción de la Provincia de Jujuy son más de 1.500 las viviendas que no se hicieron o no se terminaron, pese a que el movimiento Tupac Amaru recibió fondos para construirlas. Para la Justicia esto implica un fraude a la administración de aproximadamente 700 millones de pesos. O, a precios actuales, 1200 millones de pesos.