Oyarbide declarará en causa contra Angelici

El fiscal Delgado solicitó que el ex magistrado vuelva a declarar como testigo en la causa en la que se investiga al presidente de Boca Juniors por su accionar en Comodoro Py.
Lunes 3 de octubre de 2016
El fiscal federal Federico Delgado pidió hoy que el exjuez federal Norberto Oyarbide vuelva a declarar como testigo en la causa en la que se investiga al presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, por presunto tráfico de influencias en los tribunales a favor del macrismo.

Así lo hizo el fiscal ante el juez federal Sebastián Casanello, luego de haber reclamado la citación a indagatoria de Angelici, a quien la diputada nacional Elisa Carrió señaló como operador del macrismo en los tribunales de Comodoro Py 2002.

Delgado reiteró el pedido para que Oyarbide declare otra vez, puesto que días atrás en un matutino porteño el exjuez dijo haber recibido "visitas inesperadas" en su despacho de Tribunales.

"Venían señores que me decían ´nosotros tenemos varios juicios políticos en contra de su persona en el Consejo de la Magistratura y los estamos analizando´. Era una sutil, espléndida y descarada extorsión", recordó Delgado, quien destacó que Oyarbide se refirió a que ello ocurrió "en todos los gobiernos".

"Conocía a Daniel Angelici por ser presidente de Boca y todas sus cuestiones públicas pero no tuve contacto con él. Jamás me vino a ver ni me dijo que yo debía renunciar por pedido especial del presidente Macri", señaló Oyarbide.

Para el fiscal Delgado, "se impone citarlo nuevamente a prestar declaración testimonial para interrogarlo puntualmente sobre el contenido de ese texto y que dé razón de sus dichos".

El fiscal y Casanello investigan a Angelici tras una denuncia pública que hizo la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió, en la cual acusó al dirigente de Boca de ser un operador del macrismo en Tribunales.

Según los dichos de Carrió, incluso hubo un encuentro entre el presidente de Boca y Oyarbide, en el que se habría pactado una salida armoniosa del magistrado del Poder Judicial, ya que estaba acorralado por un proceso de juicio político en su contra por supuesto mal desempeño en sus funciones, a raíz de un allanamiento realizado a la financiera Propyme en diciembre de 2013.

Ese allanamiento fue frenado por el juez tras recibir un llamado del entonces segundo de la Secretaría Legal y Técnica, Carlos Liuzzi, quien habría alertado al magistrado a raíz del cobro de sobornos que habrían exigido en la financiera
efectivos de Policía Federal.