El PJ impuso a Magario en la FAM pero faltó la gran mayoría de los intendentes

La intendente de La Matanza fue electa de la entidad por unanimidad. Sin embargo, la votaron un poco más de un centenar de sus pares, menos del 10% de los municipios del país.
Viernes 7 de octubre de 2016
Luego de un fallido intento de arrebartarle al PJ la presidencia de la Federación Argentina de Municipios (FAM) y –después de moderarse para negociar una conducción de triunvirato con la UCR y el massismo– con el faltazo de los intendentes de Cambiemos y sin la mano alzada del pero-dialoguista Grupo Esmeralda –que envió guiños de apoyo posteriores,– la matancera Verónica Magario fue electa presidenta de la entidad. Por "unanimidad", se jacta. Pero de una versión light: en el Costa Salguero la votaron un poco más de un centenar de sus pares; menos del 10% de los municipios del país.

El colmo, se mofaban en la Casa Rosada: ni siquiera asistió el reemplazado, el ahora investigado judicialmente Julio Pereyra (Florencio Varela), que comandó la FAM desde 2003. De todas formas, La Matanza que busca dividir el oficialismo se alza con dos instituciones: la FAM con Magario; y el PJ bonaerense, a cargo de su antecesor Fernando Espinoza. Viendo desde afuera la puja por la entidad municipal, con desinterés, los esmeraldos de Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Gabriel Katopodis (San Martín), entre otros, ponen más energías en la herramienta partidaria, cuyo apoderado deberá validar las futuras listas legislativas.

Lo que terminó de implosionar la negociación entre el PJ y la Rosada fue la transmisión del veto de la gobernadora María Eugenia Vidal a Magario. En La Plata lo desmienten pero ese fue el mensaje del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a los intendentes. La advertencia se convirtió en resistencia, del cristinismo bonaerense a viva voz (que hasta amenazó con proponer a Jorge Capitanich) y del PJ moderado por lo bajo. Ahora bien, a falta de un Winston Churchill de estratega: ¿Cómo logró la matancera ser electa con el Gobierno en contra y sin la mayoría de los otros municipios de peso? Gracias a Alberto Rodríguez Saá. Meses atrás, Pereyra logró lo antes impensado, acercarse al gobernador puntano, siempre enemigo acérrimo del kirchnerismo y precoz opositor del macrismo. San Luis se llevó como premio la vicepresidencia, con Mario Merlo de Villa Mercedes. Reemplazará al cordobés Ramón Mestre (impulsado por el Gobierno para el triunvirato).

También el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, apoyó a Magario. Y salvo Formosa, con Jorge Jofré de vocal, no hay capitales en el resto de la mesa ejecutiva de la FAM light.