Vidal subiría Ingresos Brutos al negocio del juego

En búsqueda de recursos para calmar el rojo fiscal, el equipo económico de María Eugenia Vidal tiene decidido elevar del 12% al 19% la alícuota que se cobra a bingos y casinos.
Martes 11 de octubre de 2016
En búsqueda de recursos para calmar el rojo fiscal, la provincia de Buenos Aires busca elevar el porcentaje de lo que se cobra por ingresos brutos al negocio del juego. El equipo económico de María Eugenia Vidal tiene decidido elevar del 12% al 19% la alícuota que se cobra a bingos y casinos. El ministro de economía bonaerense, Hernán Lacunza, y el jefe de gabinete, Federico Salvai, serán los encargados de delinear la iniciativa que estará en el Presupuesto. También evalúan cambios impositivos a otros sectores.

Vidal se reunirá con Lacunza, quien regresa a Buenos Aires luego de una gira en búsqueda de inversiones en Estados Unidos (planea emitir nueva deuda antes fin de año), para terminar de definir el tributo al juego. Por la tarde, los principales conceptos del plan económico para el próximo año serán revisados y el jueves se presentará el presupuesto en la legislatura provincial.

La decisión del Gabinete económico bonaerense responde a las necesidades fiscales que deberá afrontar la provincia en 2017, año de elecciones donde los especialistas prevén que habrá un fuerte incremento del gasto. La medida, además, está en linea con la decisión política que instrumentó Horacio Rodriguez Larreta quien en junio impulsó el traspaso del control del negocio de las apuestas a la Ciudad ( antes era Lotería Nacional) y aplicó Ingresos Brutos al juego (rubro que hasta entonces no estaba alcanzado por el tributo).

La suba de siete puntos porcentuales del tributo inquieta a empresarios del sector, quienes se quejan de no haber sido consultados a la hora de definir los porcentajes. El presidente de Lotería de la Provincia y Casinos de Buenos Aires, Melitón Eugenio López, de estrechas relaciones con Daniel Angelici, amigo de Mauricio Macri, no fue participado de la decisión.

“Un salto de esa magnitud en el impuesto significará un golpe tremendo a la industria, que no sólo paga ingresos brutos sino que además cede un canon fijo de sus ingresos a Lotería de la Provincia”, se quejó un empresario que pidió que no se publicara su nombre. En la Cámara que agrupa a las empresas del juego afirman que “el incremento en la carga tributaria alimentará el crecimiento del circuito del juego informal ya que la cantidad de dinero que se destina a en premios o atención se reducirá y se encarecerá la ficha. “Con una suba tributaria de esa magnitud las cadenas achicaran las sucursales, poniendo en peligro los empleos de miles de trabajadores”, advierten. “Pedimos una reunión urgente con las autoridades de la provincia pero no nos han contestado”, afirma una de las fuentes consultadas por este diario.

Asimismo, fuentes oficiales confirmaron a Clarín que el juego no es el único rubro que sufriría modificaciones en la alícuota de Ingresos Brutos. En el gabinete de la provincia evalúan aumentar la carga sobre otras actividades y reducirla sobre algunos sectores. También analizan una suba de otros impuestos, como patentes.

El último antecedente de cambios tributarios en el sector del juego fue el que aplicó la Ciudad de Buenos Aires. Luego del decreto 743 del presidente Mauricio Macri, que estableció que la jurisdicción del juego corresponde a la Ciudad, los casinos porteños comenzaron a desembolsar millones de pesos, y la actividad no mermó. Fue el caso del casino flotante de Puerto Madero y el Hipódromo de Palermo, que no lograron evitar la iniciativa pese a un fuerte lobby. Según fuentes de este mercado, sólo por sus actividades del mes de junio, el casino desembolsó 24 millones de pesos mientras que el hipódromo tributó otros 22 millones en concepto de ingresos brutos.