Macri y Juliana Awada estuvieron en primera fila

El presidente y la primera dama siguieron de cerca la ceremonia de canonización del “cura gaucho” en la Plaza de San Pedro. También estuvieron la canciller Malcorra y el gobernador Juan Schiaretti.
Domingo 16 de octubre de 2016
En primera fila y bajo un paraguas negro para protegerse del sol, el presidente Mauricio Macri y su esposa Juliana Awada presenciaron la canonización del cura Juan Gabriel Brochero.

Atrás de ellos, en la Plaza San Pedro, estaban la canciller Susana Malcorra y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

El Presidente y el Papa volvieron a encontrarse 24 horas después del encuentro privado que tuvieron ayer en el Vaticano. Al terminar la canonización del Cura Brochero, Francisco saludó a las delegaciones procedentes de Italia, España, Francia, México y Argentina, y deseó que "el ejemplo e intercesión de estos testigos sirva de apoyo al empeño de todos en sus respectivos ámbitos de trabajo y de servicio para el bien de la Iglesia y de la comunidad civil".

Además de Brochero, también fueron consagrados otros seis santos: el mexicano José Sánchez del Río (1913-1928), los franceses Salomón Leclercq (1745-1792) e Isabel de la Santísima Trinidad Catez (1880-1906), el español Manuel González García (1877-1940) y los italianos Ludovico Pavoni (1784-1849) y Alfonso María Fusco (1839-1910).

Según la oficina de prensa del Vaticano, unas 70.000 personas asistieron a la ceremonia, entre ellos unos mil argentinos , además de religiosos y autoridades.