Partido Justicialista - Dirigentes peronistas

Noticias relacionadas

 

Las autoridades del Partido Justicialista que han sido desplazadas meses atrás por la intervención partidaria, tendrán que afrontar la organización del Congreso del partido con fondos propios. Gildo Insfrán, en su rol de presidente del partido, había solicitado previamente la habilitación de parte de la Justicia para usar 1 millón 200 mil pesos para el encuentro que está programado para este viernes.

 

“A solicitud del partido, con destino exclusivo a la reunión del Congreso, la Dirección Nacional Electoral otorgó un aporte extraordinario de $1.200.000 que fue depositado por el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda en la cuenta partidaria”, reza la solicitud. Y agrega luego: “Solicito que se disponga la utilización de los fondos partidarios citados para efectuar las notificaciones a los congresales de la reunión del Congreso, como así también para otros gastos que correspondan a tales fines”, se pudo leer en el escrito presentado por el gobernador de Formosa.

 

Según detallaron fuentes que participan de la organización del Congreso a una investigación de Perfil, “este monto apenas alcanza para pagar los 900 telegramas a los congresales que deberán estar presentes el sábado, ya que cada carta enviada tiene un valor de $1.200”. Con la concreción del rechazo judicial, los organizadores, entre los que se encuentran Insfrán pero también el titular del Partido desplazado, José Luis Gioja, debieron afrontar este gasto junto a los de la logística del encuentro que se realizará a las diez de la mañana del viernes en el Estadio Ferrocarril Oeste. “Los fondos que solicitamos ya fueron depositados a la cuenta del partido. Y si no se usan para el Congreso, hay que reintegrar este monto de dinero. De todos modos, nosotros continuamos adelante con el Congreso y cuando se levante la intervención presentaremos los gastos para que sean devueltos”, sostuvieron desde el peronismo.

 

Este sector que se reúne el viernes cree que la Cámara Nacional Electoral va a rechazar la intervención y que esta decisión podría darse en las próximas semanas.

 

“Todo depende de la foto del Congreso”, estiman. Sucede que este encuentro se da en medio de una puja no sólo con el interventor, Luis Barrionuevo, si no también entre sectores históricos del peronismo alineados al kirchnerismo y la liga de gobernadores con mandatos recientes y buen diálogo con la Casa Rosada.

 

Por esto mismo, este Congreso servirá como escenario pre electoral para saber si la unidad y una gran interna es posible. Mientras tanto, Barrionuevo pidió a la justicia que este Congreso sea declarado nulo. “Vengo a realizar la denuncia de la convocatoria fraudulenta para que se realice el Congreso”, dice el escrito que presentó hoy el interventor nombrado por la jueza María Romilda Servini.