Conflicto municipales con Intendencia de Carlos Arroyo

El Ministerio de Trabajo bonaerense intervino en el conflicto entre la intendencia de Carlos Arroyo y el Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), dictando la conciliación obligatoria para poner fin a un paro de actividades que se prolongó por casi un mes.

 

Desde la cartera de Trabajo aseguraron que en la ciudad se “ha erosionando la paz social de la ciudad y ha puesto en jaque los servicios básicos e indispensable de Salud, Seguridad Vial, Control Urbano, Higiene en la vía pública y Mantenimiento de los Espacios Verdes. Además, ha perjudicado la actividad comercial tanto en el sector gastronómico como en los pequeños y grandes comercios que han visto proliferar la venta callejera y la competencia desleal en la vía pública”.


Dentro el mismo comunicado, expresaron desde el Ministerio: “La imposibilidad del Municipio y los gremios de resolver sus diferencias, generó graves inconvenientes en el sistema de sanitario local. Fue así, que más de 15.000 marplatenses no pudieron vacunarse en los centros de salud que dependen de la Comuna, más de 400 mujeres no pudieron hacer sus mamografías y se perdieron unos 100.000 turnos que habían sido otorgados en las salas de salud municipal”.


Con respecto al cese de actividades en cementerios locales, sostuvieron en el comunicado que "ninguno de los actores que interviene en el conflicto pudo garantizar que varias familias, que habían perdido un ser querido, pudieran realizar su despedida y la exhumación de los cuerpos con respeto y en paz, tal como se merece esa ceremonia".


El comunicado concluye que "dado que las partes no han podido llegar a un acuerdo ante otra oferta salarial del Ejecutivo Municipal que hoy propuso mejorar el incremento otorgado del 14 % y pasar al 17 % de aumento para el mes de diciembre pasado, y considerando lo expuesto anteriormente el Ministerio de Trabajo ha decidió dictar la Conciliación Obligatoria para salvaguardar el bienestar de todos los marplatenses y turistas".