Sismo en el norte de Chile

Un sismo de magnitud 6,7 sacudió la zona centro-norte de Chile, informaron las autoridades locales, que descartaron un tsunami en la región.

 

Según los reportes preliminares hay dos víctimas fatales a causa del sismo que generó el desprendimiento de piedras sobre varias rutas nacionales.

 

El "Centro Sismológico Nacional indica que la magnitud del sismo fue 6.7 Richter", ubicado a 13 kilómetros de Tongoy, señaló la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), y el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico chileno descartó la posibilidad de un tsunami en las costas de Coquimbo.

 

El temblor, de una profundidad de 50,1 kilómetros y de larga duración, se sintió en cinco regiones del centro y norte del país a las 22H32 locales. Desató pánico en la zona costera de Coquimbo, que inició una "evacuación preventiva" lanzada por la Onemi que fue descartada minutos más tarde.

 

Atacama y Coquimbo en el norte y Valparaíso, Metropolitana (que incluye la capital Santiago) y OHiggins en el centro del país fueron las regiones que sintieron el sismo.

 

Además, en nuestro país, vecinos de Mendoza, San Juan y Córdoba también aseguraron que sintieron el temblor, a través de las redes sociales.

 

"Hasta el momento la afectación fundamental son miles de clientes de la región de Coquimbo que están sin suministro eléctrico y eso demuestra la intensidad con la que afectó esa zona", señaló el director de la Onemi, Ricardo Toro.

 

En Coquimbo y la vecina Serena -región costera ubicada a unos 500 kilómetros de Santiago- los habitantes permanecieron en las calles y evacuando a zonas altas pese a que las autoridades descartaran la posibilidad de un tsunami, según registraron medios locales.

 

Asimismo, a las 23H30 locales se produzco una réplica de 4,3 grados, informó el Sistema Sismológico en su página en internet.

 

La región de Coquimbo vivió un tsunami en setiembre de 2015 a causa de un terremoto de 8,3 grados, que provocó la muerte a una decena de personas.

 

Chile es uno de los países más sísmicos del mundo y en la última década soportó varios terremotos por sobre los ocho grados, pero ostenta una infraestructura edilicia muy resistente a los temblores.