Mientras mujer policía tenía sexo con supervisor, su hija murió de calor en el patrullero

 

La sociedad estadounidense se vio conmovida por un caso aberrante.

 

Una mujer policía de Long Beach, reconoció haber estado manteniendo relaciones sexuales con su supervisor en el preciso momento en que su pequeña hija, de 3 años de edad, estaba muriendo debido a la exposición al intenso calor dentro del patrullero.

 

Así lo confesó el lunes 18 de marzo en medio del juicio que se sigue en su contra por homicidio. El hecho sucedió durante el año 2016.

 

La mujer, de nombre Cassie Barker, de 29 años de edad, pasará al menos 20 años en prisión luego de declararse culpable de homicidio por la muerte de su hija Cheyenne Hyer, la cual, al quedar encerrada en el auto, debió soportar temperaturas superiores a los 30 grados.

 

El 30 se septiembre de 2016, Cassie Barker dejó a la niña de 3 años atada a una silla para chicos en un patrullero mientras ella estaba con un supervisor en su propia casa de Mississippi. La niña estuvo encerrada en el patrullero sin ventilación durante cuatro horas.

 

La mujer reconoció que durante ese tiempo mantenía relaciones sexuales con su superior y que luego se quedó dormida. El auto estaba bajo el sol y la mujer había dejado el aire acondicionado encendido, pero éste no mandaba aire frío.

 

De acuerdo a lo declarado por Barker durante el juicio, cuando fue a buscar a su hija ésta ya no reaccionaba. En un primer momento la mujer aseguró que sólo se había quedado dormida, pero luego admitió en el juicio la relación con el supervisor.

 

La joven se encontraba en libertad bajo fianza y fue detenida el lunes cuando reconoció su culpabilidad tras un acuerdo con la fiscalía.

 

Mientras mujer policía tenía sexo con supervisor, su hija murió de calor en el patrullero, exesposo de mujer policía

(Foto: exesposo de la mujer policía; Cassie Barker y la niña fallecida)

 

 

El juez que lleva el caso en el condado de Harrison leerá la sentencia el próximo 1 de abril, ya que dijo que necesitaba más tiempo para pensar confirmar la condena.

 

“Cada vez que cierro los ojos, me imagino su sufrimiento y luego la imagino acostada en este ataúd”, dijo Ryan Hyer, padre de la pequeña fallecida.

 

El padre de la menor demanda al Departamento de Policía de Long Beach y al Departamento de Servicios de Protección Infantil de Mississippi por la muerte de su pequeña hija, ya que durante el juicio se supo que en otra ocasión Barker ya había dejado a su hija abandonada en un automóvil.

 

En ese momento había sido suspendida de su servicio en la policía por una semana y sin sueldo, pero Ryan nunca fue notificado del incidente que derivó en la tragedia.