Cristina Kirchner (NA)

El juez federal Daniel Obligado fue sorteado para intervenir en el juicio oral por la firma del memorándum de entendimiento con Irán en el que se será juzgada la ex presidenta Cristina Kirchner. Así, junto a sus pares Nicolás Toselli y Gabriela López Íñiguez, tendrán a cargo el juicio contra la ex Presidenta y parte de su ex gabinete, acusados de encubrimiento agravado.

 

Ahora Obligado deberá aceptar el cargo o excusarse de intervenir. Si lo acepta las defensas de los 12 acusados podrán recusarlo si objetan su interveción. Y en caso que Obligado se aparte y la Cámara Federal de Casación Penal lo acepte se deberá sortear un nuevo magistrado.


Obligado es juez titular del Tribunal Oral Federal 5 y realizó todos los juicios por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).


En este expediente, la ex Presidenta es representada por el abogado Roberto Boico, quien junto a Aníbal Ibarra también patrocina a Oscar Parrilli. El ex jefe de Gobierno Porteño presenció este viernes el sorteo realizado por el máximo tribunal penal.


La causa por el pacto con Irán es la quinta investigación contra Cristina Kirchner que se encuentra elevada a juicio oral y público. En otros expedientes, la ex presidenta acumula diez procesamientos y cinco pedidos de prisión preventiva.

 

La causa se inició después de la denuncia que Nisman presentó en enero de 2015, dos días antes de aparecer sin vida en el baño de su departamento en Puerto Madero.


El juicio oral por la firma del memorándum todavía no tiene fecha de inicio. Junto con la ex mandataria y actual senadora serán juzgados el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, el ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona, el diputado nacional Andrés Larroque, el dirigente social Luis D' Elía, el ex titular de Quebracho Fernando Esteche, entre otros. También estuvo imputado el ex canciller Héctor Timerman que falleció a fines del año pasado.

 

En la causa se juzga la firma del memorándum con Irán que permita tomarle declaración indagatoria a los acusados del atentado a la AMIA en su país. También creaba una comisión de la verdad con juristas de ambos países. Pero la justicia entendió que era inconstitucional y lo anuló.