Florencia Kirchner

La ex presidenta Cristina Kirchner regresó al país proveniente de Cuba, donde acompañó a su hija Florencia Kirchner, quien recibe allí atención médica y solicitó a la Justicia autorización para quedarse 45 días más en la isla caribeña.

 

El resumen de su historia clínica fue presentado ante la Justicia federal, por cuyos tribunales la hija de la ex Presidenta está procesada por lavado de dinero y asociación ilícita a raíz de los negocios de las dos empresas familiares. Pero el certificado médico presentado por su abogado defensor ante la Justicia, no está firmado por psiquiatra alguno.

 

El informe es muy "escueto" y que no da mayores pistas sobre el origen de los problemas de salud de la hija de la ex presidenta. "Si a mí me la derivan con esta historia clínica no me alcanza para saber de qué se trata", dijo uno de los doctores consultados para esta nota.

 

Uno de los tribunales orales que debe juzgarla por presuntos actos de corrupción, pidió intervención del Cuerpo Médico Forense dependiente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

 

La hija de la ex Presidenta solicitó por intermedio de su defensa permanecer al menos 45 días más. Mientras, la justicia peritará el certificado que Cristina presentó para justificar su pedido: quiere saber si su hija puede viajar o no.

 

Cristina Kirchner hizo público el historial médico de su hija, con la recomendación de los médicos cubanos de "no viajar", y subió una foto del centro de salud donde se encuentra en tratamiento por "estrés postraumático".


Los informes se presentaron ante el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5), que tiene a su cargo el juicio de la causa Los Sauces en donde la ex presidenta y sus dos hijos están procesados por asociación ilícita y lavado de dinero.

 

Ahora se pidió la intervención del Cuerpo Médico Forense para que esclarezca a los jueces sobre el cuadro descripto en el certificado médico entregado por la defensa de la hija de la ex presidenta, sus alcances y la posibilidad de que pueda viajar y ser tratada en el país.

 

Florencia no tiene prohibida la salida del país pero ya había notificado a la Justicia de un primer viaje que había hecho a Cuba a fines del año pasado para recibir un premio cinematográfico y de este último que en principio concluía el fin de semana pasado pero que se extendió por sus problemas de salud y que incluso motivaron la visita que le hizo su madre para acompañarla.

 

En la primera extensión del viaje, la defensa de la hija de la ex presidenta había aducido que sufría de un "linfedema", un problema linfático que genera la hinchazón de las piernas y la contraindicación de pasar varias horas sentada en un avión.

 

El linfedema figura en el último lugar de los "otros diagnósticos" incorporados en el certificado médico difundido por Cristina Fernández y entregado a la Justicia el viernes.

Los otros diagnósticos reseñados en el informe médico son un "síndrome purpúrico en estudio", una "polineuropatía sensitiva desmielinizante", también de "etiología desconocida", una "amenorrea en estudio" y un "bajo peso corporal".

 

El "síndrome purpúrico" es la aparición de manchas de color rojo en la piel; la "polineuropatía desmielinizante" es un trastorno neurológico que provoca alteraciones de la función sensorial en piernas y brazos y la amenorrea es la ausencia de menstruación. Pero el "diagnóstico principal" del informe arrimado a la Justicia es el "estrés postraumático" sin especificar el trauma.


Los dos médicos que firmaron la historia clínica entregada a la Justicia son Roberto Castellanos Gutiérrez, director del centro en el que es tratada Florencia Kirchner, y Charles Hall Smith, "especialista en 2do. grado en medicina interna", de acuerdo con el informe recibido en Tribunales.


Los juicios orales por causas Los Sauces y Hotesur todavía no tienen fecha de inicio fijada, pero la ex presidenta ya tiene pautado presentarse el 21 de mayo ante el TOCF2 para el inicio de la audiencia por el presunto direccionamiento de la concesión de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz a las empresas del detenido Lázaro Báez.