Investigadores descubren el primer nido de abejas de plástico

En la provincia de San Luis se encontró por primera vez en el mundo un nido de abejas construido enteramente de dos tipos de desechos plástico, esto informó La Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) en colaboración con el Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar de la Región de Cuyo (INTA).

Noticias relacionadas

 

 

Juan Pablo Torretta, docente de FAUBA explica que se trata de un hallazgo casual "Nuestro equipo de trabajo se especializa en estudiar cómo los insectos silvestres influyen en la polinización de los cultivos agrícolas. Ocurrió mientras relevábamos qué polinizadores había en la zona".

 Juan Pablo Torretta

Colocaron  trampas en donde los insectos suelen nidificar para poder detectar las abejas que viven solas. Fue entonces cuando registraron el el primer nido de abeja del mundo compuesto totalmente de piezas plásticas.

 

Se pudo comprobar que el insecto usó dos tipos diferentes de este material derivado del petróleo para construir las tres celdillas que componen el nido. Las primeras dos eran de un fino plástico celeste y la última de un plástico blanco y más grueso. 

 

La abeja cortó más de 20 piezas de bolsas de residuos y las colocó una por una en forma de barril dentro de la madera, afirmó Torretta.

 

El investigador señaló que no se sabe si la abeja reemplazó las hojas y los pétalos que normalmente usa para construir su nido debido a la falta de vegetación disponible, o si prefirió construirlo de plástico por alguna razón aún desconocida.

 

Lo que si se sabe es que  el uso de este nuevo material resalta la flexibilidad de estos insectos para responder a cambios en el ambiente y para emplear materiales alternativos en sus nidos.

 

"Nuestro registro no solo muestra el impacto de las actividades humanas sobre la diversidad y el comportamiento de los principales insectos responsables del servicio ecosistémico de polinización, un factor fundamental para sostener la producción agrícola. También muestra el alto nivel de contaminación por residuos de la actividad agrícola en los campos", advirtió.