Santa Fe, Santiago del Estero, San Luis y Corrientes, sin clases

Los gobiernos provinciales decidieron suspender el ciclo lectivo por la proliferación de los casos de la enfermedad que transmite el virus H1N1.
Lunes 29 de junio de 2009

Las provincias de Santa Fe, Corrientes y Santiago del Estero se sumaron a San Luis al tomar medidas de emergencia debido al avance de la gripe A y decidieron suspender las clases a modo de prevención.

En tanto, Buenos Aires, el nivel de ausentismo se disparó en los establecimientos educativos y autoridades sanitarias avalaron un decreto oficial que establece la Emergencia Sanitaria en la provincia.

San Luis picó en punta y anunció el domingo, en plena jornada de elecciones legislativas nacionales, que interrumpía por una semana las actividades en las escuelas en todos los niveles a causa de la influenza A/H1N1.

Según el ministro de Medio Ambiente de San Luis, a cargo también de Salud, Eduardo Gomina, la enfermedad motivó que un 50 por ciento del alumnado no asistiera a clases la semana pasada en medio de temores de contagio.

Similares motivos llevaron hoy a las autoridades santafecinas a interrumpir la cursada por dos semanas y enganchar el forzado receso con las vacaciones de invierno, programadas para el 13 de julio próximo en la provincia.

Hasta este lunes, la gripe A había causado dos muertes en Santa Fe, en la ciudad de Rosario.

En horas de la tarde, Corrientes siguió los pasos de los demás distritos que tomaron medidas de emergencia y dispuso el cierre de la totalidad de sus establecimientos educativos ante el riesgo de contagio masivo de gripe A.

Los ministerios de Salud Pública y Educación anunciaron que la suspensión de actividades también se pegará con el receso invernal, por lo que las clases se retomarían el 27 de julio.

La medida incluye a los establecimientos educativos públicos y privados de los niveles Inicial, Primario, Secundario, Terciario y Universitario.

También abarca guarderías y otros ámbitos de formación y capacitación caracterizados por la convivencia masiva de personas en espacios cerrados, según se informó oficialmente.

En Santiago del Estero, el Gobierno decretó el estado de Emergencia Sanitaria, tras confirmar oficialmente los primeros 12 casos de gripe A en territorio provincial.

Además, se dispuso la suspensión de las clases para esta semana y el adelantamiento de las vacaciones de invierno.

Las autoridades remarcaron que se trata de "una medida administrativa que permite agilizar la toma de decisiones" para frenar la pandemia, además de crear un fondo destinado a la compra de drogas e insumos para combatir este mal.

Respecto del cierre de las escuelas, los funcionarios dijeron que la suspensión de clases se extenderá hasta el viernes, en tanto el lunes 6 de julio comenzarán las vacaciones de invierno, que durarán 14 días y que estaban programadas entre el 13 y el 26 de este mes originalmente.

En Buenos Aires, el ministro de Salud, Claudio Zin, elevó un proyecto de decreto al Poder Ejecutivo para declarar por 90 días la Emergencia Sanitaria en la provincia.

El escrito señala que "en virtud de la realidad actual epidemiológica y la propagación masiva de la enfermedad, a fin de prevenir y evitar el contagio, resulta necesario dictar la medida", de tres meses de duración.

La declaración de la Emergencia Sanitaria faculta al ministro Zin a disponer las medidas necesarias de reorganización de los recursos humanos que integran el equipo de salud.

También permitirá agilizar la contratación de personal y la compra de insumos para enfrentar la pandemia.