Bilardo fue dado de alta, se recupera en su casa y pidió mirar fútbol

El entrenador que fue campeón mundial en México 1986 dejó la clínica donde hace dos semanas se sometió a una delicada operación en la cabeza.
Miércoles 20 de junio de 2018

Bilardo - Alta médica

Luego de haber estado internado durante diecinueve días, Carlos Salvador Bilardo ya descansa en su casa y se encuentra "bien de ánimo".

 

El entrenador campeón del mundo sufrió el síndrome de Hakim-Adams, un tipo hidrocefalia poco común producto del aumento anormal de líquido en el cerebro.

 

Eso le diagnosticaron el 31 de mayo, cuando llegó a un centro de salud de Belgrano por trastornos cognitivos y problemas en la marcha.

 

No obstante, una complicación asociada a un remedio que le causó alergia, generó que días después la familia de Bilardo decidiera trasladarlo a la clínica la Sagrada Familia del mismo barrio.

 

Allí, fue operado para implantarle una válvula de derivación ventrículo-peritoneal. Gente cercana al "Narigón" confirmó que "se encuentra bien de ánimo" y que los médicos destacaron que "es importante que vaya dando pasos cortos pero constantes en su recuperación".

 

El técnico campeón del mundo en México 1986 fue operado del síndrome de Hakim-Adams, una hidrocefalia normotensiva. No habían pasado 24 horas de la intervención quirúrgica y ya estaba pensando en la pelota.

 

Pedro Lylyk, director general de la clínica, indicó que la válvula sirve para "drenar el líquido del cerebro y dirigirlo hasta la cavidad abdominal, donde se reabsorbe naturalmente".

 

"Presenta una evolución fantástica. Antes de recibir el alta, ya quería irse a su casa para seguir recuperándose y mirar fútbol", aseguró el doctor en declaraciones.

 

Lylyk contó que Bilardo "mostró mucha colaboración en todo el proceso" y detalló que ahora "le queda ganar fuerza muscular –porque perdió mucho peso–, seguir haciendo kinesiología, rehabilitarse desde lo cognitivo y recuperar los ciclos normales de sueño".

 

“Su evolución es notable”, contó Lykyk, quien escuchó a Bilardo hablar de fútbol incluso antes de que ingresara al quirófano. “Es de lo único que habla. No le preguntes por otra cosa”, dice su hermano. En su casa no se separa del televisor. Ve todos los partidos de Rusia 2018, aquel que no lo tendrá entre sus invitados preferenciales.

 

El "Narigón", de 80 años, no había tenido un buen año a nivel laboral debido a que la radio para la cual trabajaba decidió sacar del aire su histórico programa que llevaba más de dos décadas al aire y, entre otros motivos, eso le generó una angustia importante.

Carlos Bilardo
Internado
Deportes (Competición)
Hospital