ECONOMÍA ARGENTINA

Para el Gobierno lo peor todavía está por venir

La inflación de este año superaría la que dejó Cristina. Y lo mismo podría ocurrir con la pobreza. La meta ahora es 2019.
Domingo 19 de agosto de 2018

Política - economía argentina

La suba de precios del 3,1% en julio demuestra que será imposible que la inflación de 2018 resulte inferior al 30%, o sea, que no trepe por encima del doble de la que había estipulado el oficialismo cuando retocó las metas.

 

Los números podrían reflejar en diciembre una inflación mayor a la que dejó Cristina Kirchner, que ya era una de las más altas del mundo.

 

Otro temor del Gobierno es la cifra de la pobreza y que el nuevo registro, que se conocerá el 27 de setiembre, supere incluso al del kirchnerismo.


Las encuestas sostienen que la curva de los argentinos que creen que su situación mejorará el año próximo se ha inclinado para abajo. El miedo a perder el empleo irrumpe en todas las mediciones.

 

En lo inmediato, muchos advierten que los bancos serán reticentes a financiar los proyectos de Participación Público-Privada (PPP) con los que la Casa Rosada asegura que mantendrá viva la obra pública. Si el gradualismo fracasó y ahora la aceleración del ajuste post acuerdo con el FMI significa para la imagen presidencial un fenómeno que solo conlleva pérdida de imagen.

 

Un hombre del radicalismo que integra el Gobierno y que hace unos días mantuvo una charla con Macri reconoce que hay poco espacio para el optimismo económico. “Mauricio no le encuentra la vuelta. Es mortificante, pero es la verdad”, dice.

 

Según estimaciones privadas, para cumplir con las necesidades financieras del Tesoro, el Gobierno debería desembolsar unos 20 mil millones de dólares (7.500 en moneda extranjera y el resto en pesos). La plana mayor de la Rosada cree que no habrá problemas para cumplir, pero en la oposición han sembrado dudas. Los más extremistas han deslizado que el país podría volver a caer en default.

 


Gobierno confían en que el año próximo la cosecha será récord y sostienen que la apuesta por Vaca Muerta se cristalizará definitivamente con la exportación de gas y de petróleo. En rigor, aspiran a un crecimiento exponencial de las exportaciones en general, entre ellas la de litio, que dicen que será histórica.

 

 

 

 

 

Economía (Finanzas)
Inflación
Pobreza
Mauricio Macri
Gobierno