EN RECOLETA

Cierra el Shopping Buenos Aires Design y 700 personas podrían quedar sin trabajo

Los trabajadores realizan una protesta en la esquina de Pueyrredón y Libertador. Hace 25 años que funcionaba y cerrará sus puertas el próximo sábado.
Miércoles 14 de noviembre de 2018

Protesta de Trabajadores de Shopping Buenos Aires Design

Tras 25 años, el shopping Buenos Aires Design del barrio porteño de Recoleta cierra sus puertas este sábado, ya que el Gobierno de la Ciudad decidió recuperar el predio y no extender el contrato, lo cual pone en riesgo la continuidad laboral de unas 700 personas, que realizan una protesta.

 

Ante el cierre del centro comercial, los trabajadores reclaman en la esquina de Pueyrredón y Libertador una extensión provisoria del contrato hasta tanto se defina el destino que el Gobierno le dará al edificio.

 

En forma inesperada, ya que los comerciantes del shopping aguardaban por una prórroga en la concesión, la administración de Horacio Rodríguez Larreta resolvió tomar posesión del edificio y analizar nuevos destinos para el lugar.

 

Este sábado 18 vencerá la concesión del predio que es administrado por el grupo inmobiliario IRSA, que también controla los centros Alto Palermo, Abasto y DOT, entre otros.

 

Sin embargo, desde la semana pasada empezaron a llegar las notificaciones a los comerciantes para que abandonen el edificio y retiren las mercaderías, pese a que desde el grupo administrador estimaban que podría haber una prórroga que nunca llegó.

 

La concesión arrancó en 1993 y durante 2013 se estableció una prórroga, que permitió a los sublocatarios extender el contrato con la administración.

 

El costado más dramático de la medida es la suerte que podrían correr los 700 empleados que trabajan en unos 60 locales del predio, aunque en total, si se suman los que realizan laborales indirectamente, el cierre terminaría afectando a mil personas.

 

El shopping cuenta con una terraza con un paseo gastronómico con bares, restaurantes, locales de comida y el tradicional Hard Rock Café.

 

Según un proyecto del gobierno de la Ciudad, el nuevo contrato de concesión establece un período de 20 años con un mecanismo de actualización del canon.

 

El shopping abrió sus puertas en 1992 por impulso del grupo Pérez Companc, y luego pasó a ser controlado por IRSA.

Shopping
Recoleta
Protestas
Trabajadores
Economía (Finanzas)