Una banda compuesta por al menos cinco delincuentes armados copó un country del distrito bonaerense de Luján y tomó como rehenes al menos a 27 personas, para luego desvalijar cuatro viviendas.

Noticias relacionadas



Los asaltantes, que utilizaron a los custodios del predio como "escudos humanos", cometieron el asalto en la madrugada del domingo en el country y club de campo "La Cecilia", situado en el kilómetro 72 de la Autopista del Oeste, en jurisdicción de la localidad bonaerense de Carlos Keen.

Los delincuentes ingresaron al predio y de inmediato redujeron a uno de los guardias de seguridad, para hacer lo propio con uno de los habitantes, al que despojaron de su auto, en el que fueron a buscar a otro vigilador, que en ese momento realizaba la ronda por el predio.

Varias de las casas del predio, establecidas en lotes de importantes dimensiones, por lo que cada una de ellas tiene una separación de unos 70 metros, fueron asaltadas por los delincuentes.

A medida que los habitantes eran reducidos, eran tomados como rehenes y encerrados en una de las propiedades, donde llegó a haber 27 personas, entre ellas "15 menores de edad y 12 adultos", según el testimonio de Guido, uno de los vecinos del country.

"Se llevaron televisores, computadoras y otros elementos de valor", dijo otro de los vecinos que esta mañana hablaron con la prensa para dar cuenta del asalto.

El botín fue cargado en la camioneta de una de las familias que resultaron víctimas del robo, en la que los delincuentes escaparon del predio.

Según dijo un vecino, los delincuentes podrían ser los mismos que robaron en el mismo predio en otras dos oportunidades: hace quince días y un mes atrás.

"Hace un mes robaron en mi casa y en la de un vecino. Tomaron al guardia como rehén, y se llevaron dos vehículos, uno de ellos terminó incendiado", contó el vecino.

El robo ocurrido dos semanas atrás fue en una casa que se encontraba deshabitada, de donde solamente se llevaron un televisor y otras pertenencias después de romper una ventana.

"Tienen que ser los mismos que robaron ahora. Mis vecinos contaron que decían 'a ese no entremos porque ya robamos'", contó.

El hombre dijo que después del último robo, los vecinos del country mantuvieron una reunión con autoridades de la Distrital de Policía de Luján para reclamar mayores medidas de seguridad.