Desde hace casi dos años, Adriana Villarreal de Yede , 43 años viaja cada dos meses al cementerio de la localidad misionera Dos de Mayo para pasar unas noches al lado del cajón de Sergio Reneé Yede quien murió a los 28 años aparentemente jugando a la ruleta rusa y era oriundo de este municipio.

Noticias relacionadas



Y fue advertida por autoridades debido a que los ruidos que ocasiona molesta a deudos de otros fallecidos.

Según el portal de noticias San Vicente Informa algunos vecinos de Dos de Mayo comentaron en su momento que cuando el cuerpo del joven llegó allí se hizo una pequeña caravana con bocinazos y cohetes por el casco urbano para posteriormente ofrecer un refrigerio frente al nicho que guardaría su reposo eterno.

El comisario Braganza comentó que él mismo recibió ayer por la noche varias llamadas a la guardia de la comisaría alertando de lo que nuevamente estaba sucedido: una mujer se instalaba en el cementerio local poniendo música e incomodando a quienes venían a visitar a sus seres queridos.

Inmediatamente se comunicó con el Secretario de Gobierno del municipio y una delegación policial fue hasta el lugar, la mujer les manifestó que esto lo viene haciendo hace casi 2 años y nunca hubo problemas.

En la mañana de este miércoles la señora Adriana Villarreal de Yede se apersonó voluntariamente a la comuna para ser informada sobre los horarios de visita al Campo Santo que según ordenanza serían de 8 a 19 hs.

Braganza comentó que el nicho cuenta con todas las comodidades.

Posee luz eléctrica con su propio medidor, cocina a gas, televisión, equipo de audio, cama y una computadora.

Villarreal de Yede manifiesta que lo hace por amor y que siente mucho la falta de quien por un tiempo fue su compañero de vida.