Buryaile apuntó: "el asado llegó a estar a 140, 150 y 160 pesos en algunos comercios. Hoy uno ve y constata que el precio ha bajado respecto a eso en alrededor de un 20% y se vende a 110, 105 pesos".

Noticias relacionadas



No obstante, el ministro señaló por radio La Red que su entender entender todavía sigue siendo alto porque el precio de salida de industria de la costilla es de 65 pesos".

El ministro calculó que el kilo de asado tendría que costar 90 pesos. "Eso daría un margen lógico en relación a los 65 que tiene la salida de fábrica".

Para controlar la especulación, Buryaile estimó que va a ser eficaz la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que el presidente Mauricio Macri anunció que va a volver a funcionar.