Tobillera electrónica

Un sujeto que robó en una agencia de turismo el 20 de enero de 2017 con una tobillera electrónica colocada, puesto que estaba bajo arresto domiciliario, comenzó a ser juzgado por el hecho.


Ese día, Oscar Alberto Zambrano entró como cualquier cliente a la agencia de turismo "Cooper Travel", sobre Avenida Juan B. Alverdi 6415, y a punta de pistola le exigió todo el dinero a la empleada del lugar.

 

La mujer le dio 50 mil pesos que era la recaudación del día y, tras dejarla maniatada, Zambrano se dio a la fuga en un vehículo que lo aguardaba en la puerta del local con otras tres personas.


Pero gracias a la ubicación de rastreo satelital que activó la empleada del local minutos después, se ubicó a los delincuentes a unas pocas cuadras del local.


La policía fue hasta el lugar y allí se inició una persecución de pocas cuadras hasta que el vehículo en el que escapaban los delincuentes chocó contra una moto, oportunidad en la que fueron detenidos.

Noticias relacionadas


Ahora, en pleno juicio que se está realizando contra los acusados en el Tribunal Oral Criminal 7 y bajo la acusación del fiscal Oscar Ciruzi, los testigos refirieron que Zambrano tenía al momento del hecho una tobillera electrónica puesta.


No sólo del acta de procedimiento surge que Zambrano tenía una tobillera elctrónica puesta sino además el propio acusado lo reconoció y dijo que al momento del hecho estaba cumpliendo un arresto domiciliario por disposición de la justicia de Morón.


En este nuevo caso se lo juzga por robo con arma de fuego en concurso real con portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización.