Hilda Horovitz - ex de Centeno

La última mujer de Oscar Centeno, Hilda Horovitz, declaró ante la Justicia, bajo juramento, cómo era la relación que Centeno tenía con su jefe, que lo había contratado como chofer y le dio hasta un cargo en el Estado Nacional K en un organismo que dependía de la secretaría de Energía.

 

Horovitz no solo habló sobre los trabajos como remisero de su ex, buscando y llevando bolsos con millones de dólares que eran posibles coimas que les pagaban empresarios al Gobierno de los Kirchner, además dijo que Baratta estaba nervioso por lo que su ex marido conocía.


Horovitz aseguró ante la Justicia que para mantener la armonía y silencio, Baratta le compró un departamento para mejorar su situación económica, todo después de que la mujer se separara de Centeno.


Según fuentes que conocen la trastienda de la investigación de la causa “cuadernos”, parte de sus dichos están acreditados por varias pruebas documentales.

 

Noticias relacionadas

Esos enigmas complican la situación procesal del ex funcionario, quien de nuevo volvió a prisión desde que Centeno entró en el radar del fiscal Carlos Stornelli y el juez Bonadio.