Wagner y Chediack - Coimas - Corrupción

Noticias relacionadas

 

El caso de la megacausa de corrupción destapada con los cuadernos K, puso también bajo la mirada de la Justicia de Uruguay a los empresarios Carlos Wagner y Juan Chediak. Ambos están considerados como presuntos nexos de la red de coimas de un lado y otro del Río de la Plata.

 


Con este marco como disparador, se activaron los mecanismos de la Justicia y, así las cosas, la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado y la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (Sanaclaft), empezaron a desandar el camino que podría llevar a demostrar la conexión existente entre las coimas pagadas por empresarios al Gobierno en la Argentina con hechos similares -y conectados- en Uruguay.

 

Concretamente se trata de poner bajo investigación los nexos existentes entre Wagner y Chediack con una cotraparte local en Uruguay. La Justicia uruguaya pone actualmente bajo la lupa a veinte sociedades anónimas y diversas propiedades en las localidades de Colonia, Maldonado y Montevideo, como así también varias obras en las que participaron los empresarios argentinos mencionados.

 

Chediack tomó parte de operaciones con la firma brasileña Teyma y la empresa argentina Lavigne para la construcción del muelle pesquero de Capurro con una inversión de U$S 90 millones; mientras que Wagner, antes vinculado también a Lázaro Báez, se habría visto involucrado en la compra de dos terrenos de 7 mil
metros cuadrados cada uno en la exclusiva ciudad de Punta del Este.

 

Vale recordar que las recientes declaraciones testimoniales de Wagner en los tribunales de Comodoro Py reactivaron el interés de la Justicia por las relaciones con negocios hechos en Uruguay. "La operatoria es la misma que vimos en la ruta del dinero K", comentó Daniel Espinosa, director antilavado.

 

"Todas las líneas están abiertas" afirman por su lado desde fuentes judiciales confiables uruguayas.

 

De este modo, Luis Pacheco, titular de la fiscalía especializada en Uruguay, solicitó al juez Claudio Bonadio las declaraciones ante la Justicia de los mencionados Wagner y Chediack.