Autos eléctricos - Industria

Los vehículos eléctricos ganan terreno en la industria automotriz debido a necesidades que van más allá de la moda debido a las reservas de hidrocarburos se agotan y por la contaminación que emiten los motores tradicionales.

Noticias relacionadas

 

Los autos eléctricos son ecológicos y son mejores en el cuidado del medio ambiente que autos híbridos cuyo motor es a gas.


Según un estudio de International Council on Clean Transportation (ICCT), en donde se comparó el ciclo de vida de un motor elécitro con explosiones a gases de vehículo tradicional, los autos en cuestión producen la mitad de emisiones contaminantes que los que tienen motores a combustión.

 

Los autos eléctricos se cargan directamente con la electricidad siendo más económico. Recargar la batería al cien por ciento es mucho más barato que llenar un tanque de nafta.

 

Otra de las características a favor, es la reducción de la contaminación acústica es notable en los autos eléctricos ya que son mucho más silenciosos y no emiten sonidos molestos.

 

Según un estudio elaborado por la Fundación Europea del Clima, la sustitución de combustibles fósiles en los vehículos mejorará el aire. El uso de autos eléctricos reducirá en la atmósfera el volumen de carbono. Un 25% de los vehículos que circulen por Europa serán eléctricos y otro 50%, híbridos. Según la Fundación, los autos eléctricos generan entre dos y tres veces menos calentamiento global que los de combustión a lo largo de todo su ciclo de vida.


Un ranking de ICCT dio a conocer las ciudades donde más se han vendido autos eléctricos (hasta 2017):

  • Shanghai
  • Beijing
  • Los Ángeles

En la lista también figuran San Francisco, Tokyo, Nueva York, París y Londres.

En Noruega aspiran a este mercado. De acuerdo con la Norwegian Independent Vehicle Authority (Autoridad de vehículos independientes de Noruega), las ventas de este tipo de autos ya superaron a la mitad de todos los autos nuevos que se comercializaron en el país durante 2017. En ese año, el 52,2% de los vehículos nuevos vendidos fueron eléctricos e híbridos. Los primeros representaron el 31,3% y los segundos, el 20,9.