Mujer golpeada en Caballito - Canal 26

Una mujer fue violentamente agredida a golpes de puño y puntapiés por un desconocido, quien le provocó lesiones en el rostro, traumatismos en el cráneo, y fisuras en las costilla, en el barrio porteño de Caballito.



El hecho ocurrió en la madrugada del pasado sábado -aunque trascendió recién hoy- cuando la médica cirujana Natalia De Magistra se retiraba de una cena con amigos e intentaba llegar a su automóvil.



Aunque el hecho tomó conocimiento público hoy, pudo saberse que el individuo agresor, en la misma madrugada, habría atacado también a otras mujeres.



"Siento impotencia, angustia y dolor, me duele todo el cuerpo. (Tras la agresión) No tuve ninguna comunicación a nivel político o institucional", manifestó hoy De Magistra frente a su domicilio del barrio de Belgrano.



Ante la prensa la mujer relató que al concluir la reunión con sus amistades se dirigía hacia su vehículo cuando de repente "de la nada" apareció una persona que sin mediar palabra comenzó a golpearla.



"Venía por la vereda mirando el piso, una sombra apareció y me golpeó. No fue solo un golpe. Me agarró de los pelos, me pegó rodillazos, caí al piso y me siguió pateando. Me dio con ganas", expresó la mujer todavía angustiada.

Noticias relacionadas



"El primer impacto es de frente y me desvanece. Creo que el primero fue en la boca. Estuve ocho horas inconsciente. Tengo fractura nasal, labios, dientes y lengua lastimada, lesiones en la cabeza, y figura de costilla", añadió.



El agresor no sustrajo ninguna pertenencia de De Magistra y solo la golpeó, la abandonó inconsciente y escapó. Tras diligencias policiales se pudo establecer que el individuo atacó a otros mujeres esa misma noche.



Tras la agresión, la médica fue socorrida por una mujer que ocasionalmente pasaba por el lugar y llamó al SAME para que fuera trasladada a un nosocomio de la zona donde permaneció internada todo el fin de semana.



De Magistra recibió curaciones y al ser dada de alta radicó la correspondiente denuncia aunque hasta el momento no se han encontrado indicios de quién puede ser el atacante.



"Se hizo la denuncia, una declaratoria en la clínica, después fuimos a la comisaría, y ahora los papeles pasarán a la fiscalía. Estamos esperando una respuesta y que esto se empiece a mover para dar con el agresor", señaló la cirujana.



"El cuerpo sana, pero quedan huellas psicológicas", agregó esta mañana ante la prensa.