Pizzería Roma

La histórica pizzería Roma, ubicada en Lavalle 888, cerró sus puertas luego de 60 años de historia.

 

Uno de los íconos de la gran peatonal porteña apareció con sus puertas tapiadas para sorpresa de sus 40 trabajadores.

 

Sus dueños, Fernando y Daniel Sarlenga, no les avisaron nada y comenzaron a mandar telegramas de despidos, citándolos en un estudio jurídico.

 

Noticias relacionadas

El delegado de la pizzería Roma, Rubén Torrez, aseguró: “Anoche trabajamos normal hasta la 1 de la mañana y hoy cuando volvimos la encontramos tapiada. Nos habían dicho que iban a cerrar por reformas, pero nos echaron a todos. Quedaron todas nuestras cosas adentro”.

 

Fernando Sarlenga y sus dos hijos son propietarios de la pizzería Nápoles de Callao y Rivadavia en Congreso. Ante la desesperación de la pérdida de la fuente de trabajo, los empleados se reunieron en esta pizzería esperando que los dueños se acerquen y hablen con ellos.

 

Los trabajadores cuentan que les habían adelantado que iba a cerrar por reformas desde el 2 de enero, pero nunca les dijeron que cerraría.

 

Este cierre se suma a la crisis que vive el sector gastronómico, en uno de los peores años de la historia contando los cierres de íconos como Clo Clo y Hermann, entre otros.