Omar Khayyam - Homenaje

Omar Khayyam nació en Nishapur, entonces capital selyúcida de Jorasán, actual Irán, el 18 de mayo de 1048 y falleció el 4 de diciembre de 1131 de la era cristiana. Fue un hombre con un espíritu único y una mente avanza para su tiempo que disfrutó de los placeres de la vida y del conocimiento humano.

 

Los textos lo ubican como libertino, sibarita, ácido, místico y profeta. Además estudió matemáticas y astronomía; reformó el calendario musulmán, cultivó el derecho y las ciencias naturales; pero su gran pasión fue descubrir los misterios del universo, las pasiones humanas y la existencia misma.


Gracias a la traducción del Rubaiyat que hizo Edward Fitzgerald a mediados del siglo XIX comenzó a ser conocido como poeta en Europa y América.

 

Nació en la ciudad de Nishapur (Irán) el 18 de mayo del año 1048 y que falleció en el mismo sitio el 4 de diciembre de 1131. Su nombre fue Omar ibn Ibrahimal-Khayyami y pasó a utilizar Khayyam al dar a conocer sus poemas (en árabe significa fabricante de tiendas).

Noticias relacionadas

Omar Khayyam - doodle

 

La provincia donde vivió Omar era un lugar próspero (con tierras fértiles) y que estaba situado en la ruta de comercio entre China y el Mediterráneo lo que permitió vivir en un lugar que estaba abierto al mundo, al que llegaban comerciantes que provenían de muchas partes de la tierra y que además de traer mercancías intercambiaban ideas, formas de ver la vida y compartían su cultura, eso le permitió a Khayyam tener una mente abierta y un conocimiento muy amplio de muchas materias.


Una de las transformaciones que realizó, fue con respecto al calendario zoroástrico, que los persas habían conservado tras la islamización de Persia debido a su exactitud, pero las investigaciones realizadas en materia del tiempo y las tablas astronómicas, le permitieron corregir un error en la medición de los días.

 

Con una precisión sorprendente, para el nuevo calendario que se llamó yalalí por orden de Malik Shah I (quien también se llamaba Yalaledín), Jayam calculó la duración del año con una exactitud pasmosa y con un margen de error de un día en 3770 años, menor aún que el del calendario gregoriano que es de un día en 3330 años, que se comenzó a usar en Europa desde el 15 de octubre de 1582. De esta manera, el calendario yalalí se implantó el 15 de marzo de 1079 y es el calendario empleado actualmente en Irán y Afganistán.

 

En cuanto a los estudios avanzados de matemáticas, desarrolló el primer procedimiento de solución de las ecuaciones cuadráticas y cúbicas a partir de las secciones cónicas, que permite encontrarles una raíz positiva y así mismo logró demostrar que tienen al menos una segunda raíz.

 

Fue también el primero en describir el desarrollo de la potencia de un binomio con exponente natural, y en establecer la idea de que las fracciones podrían constituir un campo numérico con propiedades más amplias que el campo de los números naturales, únicos conocidos entonces, que databa de los griegos.