Se celebra hoy el Día Mundial sin Tabaco

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instauró el Día Mundial sin Tabaco, junto a otras asociaciones, para generar conciencia sobre los efectos nocivos y mortales del consumo de tabaco.

 

La fecha también busca alertar sobre la exposición al humo del cigarrillo ajeno y para disuadir el consumo en cualquiera de sus formas.

 

Una adicción que mata a una décima parte de la población adulta y de la que es difícil salir. 

 

Noticias relacionadas

"El tabaco y la salud pulmonar" es la campaña de este año que busca llamar a la acción, ya que en ella se busca maneras eficaces para reducir el consumo de tabaco y se implica a las partes interesadas actividades de control del tabaco.

 

La OMS arroja una estadística impresionante: el tabaco mata a una persona cada cuatro segundos. Por eso, la campaña anual resulta fundamental.

Se celebra hoy el Día Mundial sin Tabaco

 
 
 

Es una de las adicciones más comunes, lograr abandonar el cigarrillo se convierte en una ardua tarea para los fumadores.

 

Pero los beneficios que inmediatamente percibe nuestro cuerpo cuando decidimos no fumar más, son motivo suficiente para intentarlo una y mil veces.

 

Cuando apenas dejas de fumar  se regula la frecuencia cardíaca. A las 12 horas, el nivel de monóxido de carbono en sangre se normaliza. Y las mejoras se manifiestan con claridad a tan solo pocos días de la última pitada: con el correr de las semanas y los meses disminuye la tos, mejora la respiración y se reducen a la mitad los riesgos coronarios.

Se celebra hoy el Día Mundial sin Tabaco

Se le  asocian a esta adicción las enfermedades como el cáncer, principalmente en pulmón, boca, faringe, laringe, esófago, estómago, páncreas, riñón, vesicular y cáncer cérvico – uterino, así como enfermedades del sistema respiratorio como bronquitis crónica y enfisema, enfermedades del corazón como deficiencia coronaria e infarto y enfermedades cerebrovasculares como aneurisma, hipertensión y problemas circulatorios.

 

La exposición involuntaria en niños incrementa la gravedad en los casos de asma y la posibilidad de síndrome de muerte súbita.

 

En el caso concreto de mujeres embarazadas, la exposición al humo de tabaco eleva el riesgo de un parto prematuro y de problemas de desarrollo del feto, incrementando el riesgo de aborto espontáneo.