AVión de EEUU - tensión entre Irán y Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que canceló a último minuto ataques contra Irán para evitar un alto costo humano, aunque mantuvo sus amenazas de represalias contra Teherán por abatir un avión no tripulado estadounidense.



El derribo del dron Global Hawk, que según Irán violó su espacio aéreo, una afirmación que Washington niega, ha aumentado las tensiones entre los países luego de una serie de ataques recientes contra petroleros que Estados Unidos ha atribuido a Teherán.



Bajo presión de responder al incidente cerca del Estrecho de Ormuz, estratégico para el suministro de petróleo, Trump dijo que Estados Unidos estaba preparado para atacar el jueves por la noche cuando él decidió abortar la operación.



"Estábamos en posición y listos para responder anoche en tres sitios diferentes cuando pregunté cuántos iban a morir", detalló Trump en una serie de tuits matinales. "150 personas, señor, fue la respuesta de un general. 10 minutos antes del ataque, lo detuve, era desproporcionado en comparación con derribar un avión no tripulado".



Según dijo más tarde a la cadena NBC, los aviones estadounidenses no habían despegado aún. "Pero hubieran estado (en el aire) rápidamente. Y las cosas hubieran llegado a un punto (...) en el que no se hubiera podido dar marcha atrás", dijo.



Pero Trump, que sostiene una política de "máxima presión" para forzar a Irán a reducir sus ambiciones nucleares y limitar su influencia regional, aseguró no tener "prisa".

Noticias relacionadas



"Nuestro Ejército (...) está listo y es de lejos el mejor en el mundo", escribió en Twitter.



La Casa Blanca dijo que Trump y el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, discutieron la "amenaza" planteada por Teherán, en tanto Estados Unidos solicitó una reunión el lunes del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Irán.


La Fuerza Aeroespacial de los Guardianes de la Revolución de Irán aseguró este viernes que podría haber derribado un avión militar P8 estadounidense con 35 personas a bordo que violaba el espacio aéreo iraní junto al drone abatido el jueves.

 

"Podríamos haber apuntado a ese avión también, pero nos abstuvimos de hacerlo porque nuestra intención era solo enviar un mensaje a las fuerzas terroristas estadounidenses en la región", aseveró el comandante de esta Fuerza, Amir Ali Hayizadeh.

 

Hayizadeh explicó que el P8 volaba "al lado" del avión no tripulado estadounidense que fue derribado el jueves con un misil tierra-aire de la Fuerza Aeroespacial de los Guardianes, según la agencia oficial IRNA.

 

La cadena IRIB 1 emitió una corta secuencia con un periodista que entrevistaba a un general de los Guardianes de la Revolución frente a lo que este último presentó como restos "recuperados en la superficie" en aguas territoriales iraníes.



Según la televisión, las imágenes fueron filmadas en una base de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de la República islámica de Irán, cuya localización no fue precisada.



El general precisó que otras partes del dron se habían hundido.



Según el mando central de las fuerzas estadounidenses, el dron fue abatido por un misil tierra-aire en el espacio aéreo del estrecho de Ormuz. El Pentágono dijo que "en ningún momento" el dron violó el espacio aéreo iraní.