Anabella Ascar y Héctor Ricardo García

Anabela Ascar, viuda de Héctor Ricardo García, confesó que atraviesa un duro enfrentamiento con la familia del empresario.

 

Según dijo ella, la abordaron en la puerta de su casa, la amenazaron y buscan quedarse con la herencia de quien fue su pareja durante 20 años.

 

La conductora recordó que ella se encargó de atender permanentemente al referente de los medios, que estaba postrado en una cama como consecuencia de sus problemas de salud. "Estoy muy mal. Estuve cuidando a un enfermo sola, sin mucamas, sin su familia, sin ayuda de nadie. Y la verdad es que no había dinero, vivíamos de su jubilación y de lo que podía aportar yo. Ahora aparecen familiares que quieren entrar a la casa de él. Después de 20 años aparecen familiares, sin aviso, sin llamado previo, sin hablar con mi abogado…", detalló en diálogo con Pamela a la tarde.

 

Noticias relacionadas

Ascar indicó que hace unos días recibió la inesperada visita de familiares de Héctor Ricardo García. "Me abordaron tres hombres en la puerta de mi casa, diciendo que querían entrar a mi vivienda con un escribano para hacer un inventario. Yo les dije que era mi casa también. Hay derechos y los tienen que respetar. Uno de los sujetos, que se supone que es el yerno, me dijo: ‘Vamos a ver si tenés derechos’. Ahí me asusté, porque es gente que no entiende que yo soy una viuda”, expresó.

 

“Yo soy una persona de bien. Estuve al lado de un tipo que era millonario pero yo no lo soy. Nunca le toqué un peso ni le robé nada, no tengo nada de él. Lo cuidé como una leona y no había familiares. Soy una mujer sola que está haciendo un duelo. Pasé de cuidar a un enfermo a estar en los medios aclarando una situación para limpiar la memoria de Héctor, porque es lo que hubiera hecho él”, agregó.

 

Por último, la conductora contó que se presentó ante la Justicia para frenar la situación que le plantearon los familiares de su pareja. "Estas horas fueron terribles, hice una denuncia por violencia doméstica, yo no voy a permitir que haciendo un duelo vengan hombres a violentarme psicológicamente a mí y a mí madre, que vive conmigo. Yo estoy a favor de la hija, la única heredera, pero les pido respeto por mí y por mi situación, yo me banqué todo sola. Yo tengo la mejor voluntad para con ella que es la heredera forzosa, pero emocionalmente estoy muy mal”, concluyó.