Llegada de Angelici a la audiencia con el TAS por la Copa Libertadores 2018

La audiencia del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), última instancia de apelación por el reclamo de Boca por la final contra River, comenzó en Madrid, el mismo lugar donde Conmebol decidió jugar la histórica revancha de la Copa Libertadores 2018, con presencia de los presidentes Daniel Angelici y Rodolfo D´Onofrio.

 

En medio de mucho hermetismo de las partes, se pudo confirmar que la audiencia comenzó cerca de las 11:00 (hora local, 7:00 de la Argentina) en la capital española, donde el "Millonario" obtuvo la Copa Libertadores a fines del año pasado.

 

De igual forma, el argentino Gustavo Abreu, que es miembro del TAS y del Comité de Disciplina de la Superliga, anticipó que será "difícil" que Boca tuerza la situación en la Justicia.

 

Noticias relacionadas

"Para eso Boca debe demostrar que las agresiones se dieron en las inmediaciones del Monumental, entrando al estadio o, como mucho, a una cuadra de distancia. No sé si lo va a poder hacer", explicó Abreu en declaraciones al diario deportivo Olé.

 

Si bien la sede del TAS queda en Lausana, Suiza, el Tribunal optó porque la audiencia sea en Madrid debido a que los estudios contratados por ambos clubes son españoles.

 

Boca está representado por Angelici, su abogado Mariano Clariá y el buffet Pintó Ruiz, al tiempo que River llegó con D´Onofrio, su letrado Gonzalo Mayo junto con los también españoles Senn Ferrero.

 

En ambas jornadas, el "Xeneize" defenderá su postura por la que solicitó la descalificación de River y, por consiguiente, la obtención de la Copa Libertadores.

 

Según interpreta la defensa de Boca, lo ocurrido el 24 de noviembre en el estadio Monumental, donde resultaron lesionados Pablo Pérez y el juvenil Gonzalo Lamardo, por los piedrazos contra el micro, es un episodio que debe ser juzgado de igual forma al del gas pimienta, que le valió la descalificación a Boca contra River en octavos de final de la Libertadores 2015.

 

Por su parte, los abogados del "Millonario" sostienen que los hechos ocurrieron fuera del anillo de seguridad del estadio, ya que la agresión al micro se dio en Lidoro Quinteros y Libertador, pese a que también hubo otra en la puerta misma del ingreso al estadio.

 

Incluso, River asegura que la responsabilidad de brindar garantías en la zona era del Estado, al punto tal que por el episodio renunció Martín Ocampo, ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Salvo que a instancias de los jueces del TAS (el italiano Massimo Coccia, el chileno Juan Pablo Arriagada y el suizo András Gurovits) las partes lleguen a un acuerdo, el fallo se conocerá en los últimos meses de 2019.