El Pepo(Rubén Darío Castiñeiras, "El Pepo")

Rubén Darío "El Pepo" Castiñeiras continúa internado en el sanatorio de Dolores tras el accidente en el que murieron dos personas. Los médicos no ordenan el traslado a causa de un cuadro de hipertensión y sus abogados sostienen que debe continuar allí porque "no está en condiciones físicas ni psicológicas" para el alta.

 

En tanto, el músico y su defensa aguardan que los resultados toxicológicos sean favorables. En ese marco, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, confirmó que El Pepo manejaba al momento del vuelco y que iba tomando un "destornillador", un trago que contiene vodka, por lo que está imputado por el delito de "doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas".

 

Además, la defensa del cantante presentó en la fiscalía un informe de un perito de parte para demostrar que "no están dadas las condiciones para darle el alta y nos oponemos al traslado porque él no está en buen estado físico ni psíquico. Tiene un cuadro de hipertensión y doble fisura en las costillas", dijo a TN el abogado Walter Cormace.

 

Noticias relacionadas

"Un informe psicológico indica que tiene que tener un cobijo familiar porque necesita de un estímulo para encontrarse bien. Entendemos que el traslado a una comisaría sería perjudicial para él. La vía sería morigerar la pena y, dictada la prisión preventiva, le den domiciliaria", agregó.

 

En el accidente murieron el representante del grupo, Ignacio Abosaleh, y el trompetista Nicolás Carabajal. La corista Romina Candia, que también iba en el vehículo, declaró que el cantante había tomado vodka en el camino.