Miguel Ángel Pierri, abogado de

Luego de que los análisis realizados a Rubén Darío Castiñeiras, "El Pepo", dieron como resultado que el cantante presentaba restos de marihuana y cocaína en su sangre, mientras que no se detectó la presencia de alcohol. Su abogado, Miguel Ángel Pierri, dialogó con CANAL 26 en el ciclo con "Vive la Tarde" y explicó lo que significa para la defensa.

 

"En cuanto al resultado toxicológico, a nosotros no nos dice nada porque eso no prueba que el consumo haya sido inmediato al accidente. Sabemos que Pepo lleva una lucha contra las adicciones y esto puede darse en un lapso de 90 días", manifestó.



Los resultados fueron recibidos en la tarde de este jueves por la fiscal Verónica Raggio, a cargo de la causa por el accidente automovilístico ocurrido el 20 de julio pasado sobre la Ruta 23 que dejó como saldo la muerte del mánager Ignacio Abosaleh y del trompetista Nicolás Carabajal.

 


Al prestar declaración en la causa, Romina Candia, integrante del coro de la banda y cuarta ocupante de la camioneta al momento del accidente junto a "El Pepo" y las dos víctimas fatales, afirmó que iban bebiendo alcohol en el trayecto.

Noticias relacionadas

"Categóricamente no podemos establecer el tiempo de consumo y cantidad", dijo. Respecto al testimonio de la corista, manifestó que "vamos a evaluar un posible falso testimonio".

 

"La botella de vodka puede haber estado antes, no lo sabemos. ¿Se imaginan si el resultado fuera distinto? Si consume alcohol por encima de los niveles permitidos", comentó.

 

Las muestras de sangre a "El Pepo", quien conducía el vehículo que protagonizó el accidente, le fueron tomadas horas después del hecho en el Hospital Municipal San Roque de Dolores, a donde fue trasladado a raíz de las heridas sufridas en el vuelco.


La pericia fue realizada por la Superintendencia de Policía Científica de la provincia y agravaría la situación judicial del cantante, quien esta semana fue trasladado desde el hospital a la comisaría de Chascomús.


"No está consignada en el acta que tenía aliento en el alcohol. No debería estar detenido, tiene que estar libre. Nosotros hemos planteado la excarcelación e iniciamos un trámite para que espere su juicio en su domicilio", cerró.



"El Pepo" está imputado por "doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas".


En un principio, el cantante intentó desligar su responsabilidad en el manejo al sostener que quien conducía al momento del vuelco era una de las víctimas fatales, aunque evidencias recolectadas por la Justicia terminaron por situarlo al volante la noche del accidente.


"El resultado toxicológico dio algunas muestras de toxicidad, pero nosotros no lo consideramos determinante en este proceso como para que él no recupere rápidamente la libertad. Lo que a nosotros más nos preocupaba es la parte de alcohol en sangre porque disminuyen los reflejos", dijo uno de los abogados del cantante, Walter Cormace, tras conocerse las pericias.


Aseguró que el cantante "está quebrado espiritual, psíquica y físicamente; está partido" y remarcó que el músico "prestó permanente colaboración desde el primer momento y no intentó fugarse", por lo que consideró pertinente que se le conceda la excarcelación.